Con los NFTs ocupando un lugar cada vez más preponderante en diversos ámbitos, la controversia está a la orden del día. Esta vez le ha tocado padecer a los usuarios de Blockverse, un juego NFT basado en Minecraft que parece no haber sido otra cosa más que una estafa millonaria.

Blockverse nació como un proyecto destinado a crear un videojuego bajo la modalidad play-to-earn (es decir, jugar para obtener ganancias) por sobre Minecraft. Esto generó un interés inmediato entre el público, pero la historia tomó un rumbo indeseado. Solo dos días después de que lanzaran a la venta una colección de 10 mil NFTs, que se agotó en apenas 8 minutos, los desarrolladores del juego desaparecieron con el dinero de los compradores.

El servidor de Blockverse en Discord fue cerrado, y lo mismo ocurrió con el sitio web oficial. Según publicó NFT Ethics en Twitter, los creadores de esta iniciativa no solo embolsaron el equivalente a 500 ETH —algo así como 1.3 millones de dólares, según la cotización actual de Ethereum—, sino también unos 792 ETH extras ($2 millones, aproximadamente) en "ventas secundarias".

https://twitter.com/Blockverse_NFT/status/1485415643440508929

Las acusaciones de que todo fue parte de un rug pull no tardaron en aparecer, máxime al considerar que los desarrolladores de Blockverse permanecieron anónimos todo el tiempo. Los NFTs con personajes basados en Minecraft todavía aparecen listados en OpenSea, pero en las redes sociales las quejas de los usuarios son cada vez más visibles.

Un rug pull es una modalidad de estafa muy utilizada en el mundo de las criptomonedas y las finanzas descentralizadas. Ocurre cuando los desarrolladores toman el dinero de los inversores, destinado a los pools de liquidez, y simplemente se dan a la fuga. En algunos casos, como ocurrió recientemente con la criptomoneda de El Juego del Calamar, sus creadores generan mucho hype en torno al token para que su valor aumente y posteriormente lo venden de golpe —y en grandes cantidades— para que pierda todo su valor, impidiendo también que el resto de los usuarios se deshaga de ellos.

Blockverse, el juego NFT basado en Minecraft que terminó en estafa

Imagen: Twitter

Los usuarios afectados en el caso Blockverse se han reunido en un nuevo canal de Discord para tratar de encontrar una salida a este problema. Sin embargo, los damnificados no serían únicamente quienes creyeron en este nuevo juego NFT basado en Minecraft, sino también algunos colaboradores contratados por los desarrolladores.

En Twitter, @illiquidassets se despegó de las acusaciones de ayudar a darle vida a la estafa. El usuario explicó que los creadores de Blockverse lo contactaron para colaborar con la campaña de marketing del lanzamiento del juego. Incluso mencionó que contrató a influencers con su propio dinero (habría gastado alrededor de 26 mil dólares) para fortalecer la imagen del producto, pero que cuando la historia tomó un rumbo oscuro también lo dejaron tirado a él.

"A partir de hoy, ayudaré a encontrar y atrapar a estos tipos", publicó. De todos modos, aseguró que nunca supo sus nombres porque el trato fue siempre de forma anónima.

"No tuvimos la intención de que fuese una estafa"

Según NME, uno de los desarrolladores de Blockverse ingresó al servidor de Discord donde se reunieron los damnificados para tratar de dar una explicación. De más está decir que el resultado final no fue positivo.

"Esperamos que puedan creer que, con la cantidad de tiempo que hemos dedicado a esto, nunca tuvimos la intención de que fuera un rug pull, pero terminamos sin poder manejar el chat después del desorden durante el lanzamiento del servidor. Parecía que había demasiada negatividad y no podíamos moderar los problemas, y planeamos simplemente dar un paso atrás y concentrarnos en el desarrollo", manifestó el usuario identificado simplemente como Kashx, uno de los promotores del juego NFT basado en Minecraft.

Pero además indicó que cuando la cosa se calentó aparecieron amenazas de muerte y doxing, y que entraron en pánico. También mencionó que reembolsarían el dinero pero que primero tenían que lidiar con la situación que se había generado.

De todos modos, esta posibilidad pareciera no presentarse de un modo muy convincente; el mismo desarrollador manifestó que consideraban justo mantener los 500 ETH como pago por el trabajo realizado, y como compensación por las amenazas recibidas.

Otra propuesta es que la comunidad tome control sobre el proyecto de Blockverse y que retenga las ganancias de la reventa de los NFT. Sin embargo, la alternativa tampoco seduce a los usuarios, sin importar su fanatismo por Minecraft. Por lo pronto, no hubo más novedades con respecto a este culebrón, pero queda claro que aún no se ha dicho la última palabra. Estaremos atentos a lo que ocurra en adelante.