El segundo episodio de The Expanse logra uno de los prodigios que hicieron a la serie famosa. Comienza por un recorrido por el sistema Laconia. La decisión puede parecer extraña (después de todo la serie dedicó el primer capítulo a los destrozos del ataque de meteoros) pero, también, intrigante. Gran parte del poder de The Expanse radica en crear la condición sobre lo pequeño que narra algo mayor.

Algo que logra con una elegancia que deja entrever las verdaderas intenciones de una escena en apariencia pequeña. Todo el sistema se encuentra en tensión, se encuentra al borde del abismo y la muerte acecha. Más allá, hay la sensación inmediata y dura que todo está a punto de derrumbarse. Un pájaro muere pero, en realidad, se trata de una advertencia. La guerra, el enfrentamiento y lo trágico se encuentran mucho más cerca de lo que nadie podría suponer. 

Pero para The Expanse, la supervivencia está por encima de cualquier imperativo. De vuelta a Rocinante, Holden (Steven Strait) recibe la noticia que Chrisjen Avasarala (Shohreh Aghdashloo) envió un especialista. Nada menos que Bobbie (Frankie Adams), que cambia la misión inmediata de la tripulación, A partir de entonces, todo se hace más denso y complicado a bordo. No solo por las tensiones entre los tripulantes, la misión a marras y la búsqueda inmediata de una solución a una situación complicada. También, porque dentro de Rocinante hay la persistente sensación que el desastre acecha.

El hijo y el padre, de nuevo

Por supuesto, la serie recupera de nuevo la tensión en la Estación de Ceres, en la que sigue recluido Filip Inaros (Jasai Chase Owens). Para Marco Inaros (Keon Alexander), la cuestión es clara. A pesar de las tensiones, su hijo debe salir de la situación en que se encuentra. Pero no se trata en absoluto de una decisión desinteresada o mucho menos, llevada por amor filial. De nuevo, el guion explora la oscuridad en sus personajes. Y lo hace con un sentido de la tensión que resulta inquietante. Los Inaros son parte de algo que les supera o en cualquier caso, un posible legado mucho más valioso de lo que pueden imaginar.

Prueba Amazon Prime Video totalmente gratis durante 30 días y disfruta del catálogo completo de la plataforma sin límites. Solo con darte de alta tendrás acceso instantáneo a las mejores películas y series, además de envíos gratis en Amazon y otras ventajas.

The Expanse apuesta directamente por el hecho de mostrar la codicia del triunfo y la violencia. Pero, también, la manera en que Filip oculta lo que ha ocurrido (el asesinato pasa a ser en defensa propia) es desleal. Hay un sentido de profunda concepción de lo sutil en la forma en que la serie logra redondear la idea y llegar al fondo. Lo perverso es parte de la idea de Marco sobre la lealtad. También, de aplastar cualquier resistencia, incluso signifique sacrificar ideales. ¿Los hubo algunas vez? El punto se plantea gracias a Filip, quien envía suministros a los parientes de su víctima y se refiere a su muerte como “honorable”. La mirada sobre la responsabilidad moral se hace urgente.

Para sus minutos finales, la misión de Rocinante vuelve a demostrar que la serie no ha mostrado en realidad todas sus cartas. La situación se hace más complicada y, en especial, más dura de sobrellevar. Y de nuevo, como en sus minutos iniciales, la muerte y la desesperación acechan. En una serie que depende casi por completo de lo que habita bajo la superficie, este segundo capítulo es una mirada al temor. Una que se extiende hacia un tercer capítulo en el que la Guerra, la Tierra y el futuro de los líderes a cargo estará cada vez más en riesgo.