Los NFTs y el mundo del entretenimiento vuelven a cruzar sus caminos. Hollywood tendrá su primer largometraje financiado por completo con tokens no fungibles, demostrando nuevamente que estos activos digitales han llegado para quedarse. Uno de los hombres detrás de esta singular propuesta es Niels Juul, un reconocido productor ejecutivo quien ha trabajado junto a Martin Scorsese en Silencio, El Irlandés y la venidera Killers of the Flower Moon.

Para este nuevo emprendimiento, Juul ha fundado NFT Studios, y la película en cuestión es A Wing and a Prayer. Se trata de una comedia dramática basada en la historia real de Brian Milton, el primer hombre en dar la vuelta al mundo a bordo de un avión ultraligero en 1998. Sin dudas se trata de una apuesta llamativa, que busca un financiamiento que provenga por completo de los NFTs.

Para afrontar los gastos de esta producción, el estudio lanzará unos 10 mil NFTs que les otorgarán beneficios a sus poseedores. De hecho, la compañía asegura que ya cuenta con otros proyectos "completamente desarrollados" que serán de acceso exclusivo para quienes aporten a esta iniciativa. La intención es recaudar entre 8 y 10 millones de dólares.

Según manifestó el propio Niels Juul a The Guardian, su idea es "democratizar" el financiamiento para producciones cinematográficas. “Como productor, mi mayor frustración proviene del lado financiero [...]. Los estudios hacen principalmente películas de grandes franquicias, por lo que un film independiente puede llevar muchos años. Es difícil conseguir inversores para películas y producciones, especialmente en la etapa de desarrollo, con el sistema de Hollywood", aseveró.

A Wing and a Prayer, la primera película de Hollywood financiada con NFTs

'A Wing and a Prayer' contará la historia real de Brian Milton, quien dio la vuelta al mundo en un avión ultraligero en 1998

De acuerdo con el anuncio, la primera película de Hollywood financiada completamente a través de NFTs ya tiene confirmado al director y los protagonistas. De todas maneras, desde NFT Studios desean mantener la sorpresa durante un tiempo más; los nombres serán revelados antes del Festival Internacional de Cine de Berlín, que se realizará en febrero próximo. Se espera que la producción de A Wing and a Prayer comience en abril del 2022, con el rodaje programado en Malta y Reino Unido.

Queda claro que los responsables del proyecto quieren dar un golpe de efecto en el mercado cinematográfico mundial, en un momento de gran popularidad para los tokens no fungibles. Tengamos en cuenta que en el último tiempo se han vendido NFTs por sumas exorbitantes; y si bien la tecnología no está exenta de polémicas, parece que no tiene techo.

"La financiación de un nuevo largometraje con NFTs revolucionará el pensamiento en torno a la producción de películas y contenido multimedia en el futuro [...]. Veo un gran apetito por parte de los inversores de NFTs por un producto como este", dijo Jonathan Bixby, presidente de NFT Investments, empresa que se alió con Niels Juul para fundar NFT Studios.