Las pequeñas y medianas empresas, conocidas como PYMEs, están en un punto de inflexión. Tienen un largo camino por delante para saltar hacia una transformación digital más necesaria que nunca. Esto es especialmente importante considerando que, de acuerdo al Libro Blanco de las PYMEs, la mayoría de las empresas de este tipo tienen mucho trabajo por delante. Y más teniendo en cuenta la composición del tejido empresarial de nuestro país: el 94% de las empresas son pequeñas y medianas. Su salto a la digitalización es una garantía de futuro. Ya no solo para ellas mismas, sino para la creación de empleos de calidad y de un ecosistema preparado para los grandes cambios que se avecinan.

Las PYMEs cuentan con una gran ventaja: son gacelas entre grandes elefantes.

Pese a los grandes retos a los que se enfrentan, las PYMEs cuentan con una gran ventaja: son gacelas entre grandes elefantes. Su pequeño tamaño garantiza una agilidad envidiada por las grandes compañías. Cambios que a gigantes multinacionales les llevarían más de cinco años llevar a cabo, estas compañías pueden tenerlos al día en apenas dos años. Por ello, el tiempo y saber cuál es la hoja de ruta juegan un papel importante. Al igual que saber cuál es el punto de partida para macar el siguiente paso a la digitalización.

Una digitalización que, además, va más allá de estar preparados para un teletrabajo que ha entrado en nuestra vida de forma masiva hace casi dos años. El futuro de las PYMEs incluye una transformación que pasa por sacar el máximo partido a la información que internet y las redes pueden ofrecernos: bienvenidos a la era de los datos.

La transformación de los procesos y la toma de decisiones basadas en el Big Data se han convertido en una norma que aplica también al gran colectivo de las PYMEs. Esta transformación implica entre muchos otros hechos el dominio de las herramientas cloud para garantizar la seguridad de los procesos e información que, gestionados con responsabilidad, pondrán la semilla para el futuro de nuestra compañía. Todo esto sin olvidarse de los clientes y empleados, con los que la comunicación, procesos y gestión tienen que evolucionar al siguiente paso de la digitalización.

Gracias a Fusión Digital PYMEs de Telefónica Empresas podrás realizar este proceso de digitalización de tu pequeña o mediana empresa de la forma más sencilla.

¿Estás listo para la digitalización de tu PYME? El siguiente test te ayudará a tener una mejor idea de qué tan preparado está tu pequeña o mediana empresa para dar ese salto tan importante.