El modelo de suscripción de Cabify ha aprobado el periodo de prueba. Tras el anuncio el pasado junio de la nueva tarifa para usuarios fieles, el unicornio de la multimodalidad ha decidido pasar a palabras mayores. Desde hoy, y de momento solo en la Comunidad de Madrid, el servicio conocido como Cabify Go! ya está disponible para todos los usuarios que quieran unirse.

Probado con unos 40.000 usuarios en una fase inicial, desde Cabify apuntan a que la prueba durante casi 6 meses fue todo un éxito para barajar las diferentes opciones que sostenían desde la tecnológica. Ahora, y tras la fase de pruebas, Cabify Go! tendrá un precio mensual de 4,95 euros –baja de los 6,95 euros de los iniciales en la fase de prueba–.

¿Es una una tarifa plana? No tan rápido, el objetivo de Cabify para lanzar este servicio es crear una relación duradera entre ambas partes. También vencer a una fuerte competencia que puja por ocupar su lugar en el negocio de la multimodalidad y en la atención de los usuarios.

De esta forma, el servicio funciona como una forma de suscripción que rebaja el precio de los diferentes servicios de la compañía. Los que accedan a esta opción tendrán un 10 % de descuento en Cabify, Cuanto Antes, Kids, Group y Plus.

Desde la compañía también apuntan a que este servicio tiene la vocación de empujar a los clientes al resto de plataformas de movilidad de la compañía. Y hacerlo de la forma más convincente posible: a través del precio. Los usuarios suscriptores tendrán, de esta forma, un 30 % de descuento en alquiler de motos. También en patinetes y coches de Wible, con un descuento máximo por viaje de 5 € y un máximo de 10 viajes al mes. Así como la próximas ofertas que lance la compañía.

Desde la compañía también apuntan a que este servicio tiene la vocación de empujar a los clientes al resto de plataformas de movilidad de la compañía

¿Quién asume el descuento? En un contexto en el que la actividad de los conductores y empleados de plataforma pende de un hilo, cabe preguntarse por las rebajas de precios. Desde Cabify apuntan a que, al igual que el resto de ofertas, estas son asumidas por la compañía. Y este es un dato importante, ya que los suscriptores de la oferta estarán exentos de los suplementos de alta demanda. No tanto así los conductores que, independientemente del acuerdo del usuario, seguirán beneficiándose de una de las tarifas que más réditos les reportan.

De momento solo en Madrid, pero con vistas a ampliar al resto de geografías

Madrid fue la ciudad elegida para Cabify para su base de pruebas –después de todo es donde se encuentra su sede–, pero la idea de la tecnológica es ampliar el servicio al resto de regiones. Tanto de España en el resto de sus 11 localizaciones, como de Latinoamérica.

De hecho, su gran presencia en Latinoamérica y el éxito del servicio tras la pandemia apuntan a que Cabify Go! tendrá una de sus primeras citas al otro lado del Atlántico tras su ampliación en Madrid.

Con el aniversario de los 10 años de la tecnológica, los datos para este 2021 y 2020 apuntaban a que el negocio en México, Brasil y los otros seis países en los que operan había despegado con más fuerza que en España. Es la división de empresas la que, de momento, lastra la actividad en su lugar de origen.

Cabify lanza un modelo muy común en un sector con gran competencia

El modelo de suscripción mensual para acceder a descuentos en los diferentes servicios de las plataformas de transporte multimodal no es algo nuevo. Desde que la integración de servicios comenzase a ser una realidad en las compañías de este sector, la idea de una suscripción –heredada del modelo de Netflix– siempre ha sonado en el sector.

Era un producto que solo podría lanzarse en el momento en el que la penetración en el mercado fuese lo suficientemente fuerte como para poder asumir una rebaja en unos precios muy ajustados; unos que han ido subiendo con el paso de los años junto a la mayor penetración del modelo de negocio en el sector.

Cabify se suma a una propuesta de Uber y Lyft que estrenaron en Estados Unidos para la división de movilidad. Y aún pendiente de expandirse al resto de regiones. Uber Eats, al igual que Glovo, también lanzó su suscripción con la idea de aprovechar el éxito del delivery tras la pandemia. Sin embargo, ha sido el sector de los patinetes con Lime con su propuesta de ahorro de un 40% o Spin el que más ha ahondado en el modelo de suscripción para atraer a un usuario muy polarizado.