Pocos días atrás, Microsoft reveló el nuevo Surface Laptop SE, un ordenador destinado exclusivamente al sector educativo. La presentación del portátil de bajo coste también ha servido para la introducción de Windows 11 SE; se trata de una nueva versión de su más reciente sistema operativo, con características adaptadas al uso estudiantil.

Cabe aclarar que el SO no será exclusivo del Surface Laptop SE, sino que también llegará a equipos de otras marcas. En 2022 estará disponible en ordenadores de Acer, Asus, Dell, Lenovo y HP, entre otras marcas. Sin embargo, el software no se podrá comprar como un producto independiente para instalarlo en otros PC.

Según publica Ars Technica, Microsoft no venderá Windows 11 SE por separado. Esto significa que el único modo de acceder al nuevo sistema operativo es comprando un dispositivo que lo tenga preinstalado. De esta forma, los particulares o las organizaciones que deseen simplemente adquirir una licencia no podrán hacerlo.

La estrategia de los de Redmond no es nueva. Ya hemos visto algo similar con las versiones de sus sistemas operativos para equipos con hardware de ARM, pues en dichos casos las licencias se limitan a los fabricantes.

Si eliminas Windows 11 SE de un ordenador, no podrás reinstalarlo

La otra gran limitación de Windows 11 SE será la imposibilidad de reinstalarlo en caso de eliminarlo del PC. Así, por ejemplo, si compras un portátil con el nuevo SO y decides formatearlo para instalarle Windows 10, no podrás recuperar el software original. Habrá que pensarlo con detenimiento antes de realizar una modificación de este tipo, por ser irreversible.

Indudablemente estas confirmaciones dejan un sabor amargo en relación al potencial de Windows 11 SE. Microsoft está coartando la posibilidad de que una mayor cantidad de alumnos, docentes y escuelas lo adopten. Y en países donde no existe el presupuesto —o la voluntad— para actualizar regularmente los ordenadores que se entregan a los estudiantes y maestros, disponer de un software moderno y de bajo coste sería una gran alternativa. Pero, por ahora al menos, los de Redmond se enfocan solo en el negocio que requiere de vender portátiles nuevos.

Recordemos que Windows 11 SE ofrece características más básicas en comparación con el Windows 11 original. El sistema operativo de uso educativo llega con el paquete de Office integrado, y con funciones restringidas para evitar distracciones. Entre los recortes se destaca la imposibilidad de acceder a la Microsoft Store y de instalar aplicaciones de entretenimiento como Spotify y Netflix, entre otras.