Twitter ha anunciado una actualización de su llamada "política de información privada". Esta prohibía compartir información personal, como direcciones, teléfonos, documentos de identidad, etc. de otras personas. Ahora, la red social tampoco permitirá compartir "medios privados" de otras personas, como imágenes o vídeos, sin consentimiento. Se trata del primer gran cambio tras la llegada de Parag Agrawal como CEO de la compañía, después de que Jack Dorsey abandonara el cargo el 29 de noviembre.

La red social ha destacado en una publicación en su blog que "compartir medios personales, como imágenes o vídeos, puede violar potencialmente la privacidad de una persona y puede provocar daños emocionales o físicos" a todos los usuarios. Pero, en especial, a "mujeres, activistas, personas disidentes y miembros de comunidades minoritarias". La compañía, por lo tanto, eliminará aquellas imágenes o vídeos que han sido publicados sin consentimiento si la propia persona que aparece en el contenido o un representante autorizado lo solicita.

Twitter menciona que que la política no se aplica a "medios que presentan figuras o individuos públicos". Es decir, fotografías de celebridades, políticos, etc. Siempre y cuando, eso sí, la imagen o vídeo y el texto de la publicación sea de "interés público" o "agregue valor al discurso público". Aquellas publicaciones que solo sirven para "acosar, intimidar o usar el miedo para silenciarlos", también serán eliminadas.

Twitter tampoco aplicará esta nueva política a las imágenes que pueden servir para ayudar a esas personas

Photo by Joshua Hoehne on Unsplash

Por otro lado, la red social tiene en cuenta aquellas imágenes o vídeos que se publican con el objetivo de ayudar a esas personas. Podrían tratarse, por ejemplo, de fotografías de una persona desaparecida o de víctimas de un acontecimiento violento. En este caso, Twitter intentará "evaluar el contexto" y mantendrá las imágenes si estas aparecen, por ejemplo, en canales oficiales y medios de comunicación. También si la propia compañía las considera "relevantes para la comunidad".

Twitter mantiene su "política de desnudez no consentida", que prohíbe la publicación de aquellas fotografías y vídeos con contenido íntimo o explícito sin consentimiento. Esta norma, además, se aplica tanto a usuarios como a los considerados personajes de interés público.

No resulta extraño que la actualización de la "política de información privada" sea el primer cambio de Twitter tras el ascenso de Parag Agrawal como máximo responsable de la compañía. Agrawal, de hecho, siempre ha mostrado un importante interés en la privacidad de los usuarios y estuvo involucrado en algunos de los cambios de seguridad más importantes de Twitter, como nuevas prestaciones de protección de las cuentas en la plataforma.