Los purificadores de aire se han convertido en un elemento más dentro de los electrodomésticos inteligentes. La casa conectada y el abaratamiento de los precios en estos dispositivos los están convirtiendo en uno de los productos más extendidos en los hogares, sobre todo tras la pandemia. Smartmi, una de las marcas secundarias de Xiaomi ha traído a España sus productos para el hogar conectado, en los que los purificadores de aire son una de sus categorías estrellas.

Nosotros hemos probado el Smartmi Air Purifier P1, un purificador de aire de reducidas dimensiones en el que el diseño y la funcionalidad van de la mano en un producto destinado a ocupar un lugar privilegiado en casa.

Si bien en Smartmi Air Purifier P1 está enfocado a habitaciones pequeñas, tiene potencia suficiente para la mayoría de los salones y estancias del hogar. Sobre el papel, se trata de un dispositivo muy sencillo, integrado con la mayoría de asistentes de voz, y sobre todo destinado a ser un equipo que podamos mover por toda la casa gracias a tu tamaño y portabilidad.

Smartmi Air Purifier P1 : diseño y funcionalidad

Su diseño, cilíndrico y compacto, con una pequeña asa portable, permite colocarlo en cualquier rincón de casa. Según sus especificaciones, es capaz de purificar el ambiente de una estancia de 10m² en 5 minutos y una estancia de 30m² en 20 minutos. No obstante depende mucho de dónde esté colocado.

En nuestra pruebas si bien cumple sobradamente en dormitorios y estancias pequeñas, el tiempo de purificado en habitaciones grandes (y la potencia necesaria para hacerlo rápido), aumenta considerablemente. Quizás es un modelo más destinado, como decimos, a dormitorios; pero se puede usar sin problemas en cualquier rincón de la casa.

De hecho, en nuestras pruebas es más rápido para grandes estancia abrir las ventanas que activar el purificador, al menos en lo que rapidez se refiere. Lógicamente, esta acción carece de sentido si el aire exterior está más contaminado que el interior, como puede suceder en ciudades como Madrid con grandes picos de contaminación, donde el purificador será sin duda el mejor aliado para mantener el ambiente limpio.

Y decimos dormitorios porque la función estrella del Smartmi Air Purifier P1 es sin duda el modo nocturno. Si bien el dispositivo no es para nada ruidoso a máxima potencia (al menos no más que muchos otros purificadores), es especialmente silencioso cuando activamos el dispositivo a la hora de dormir. En el modo de máxima potencia, el Smartmi Air Purifier P1 es más o menos ruidoso como un ventilador, pero a cambio es bastante rápido en purificar la estancia. En el modo noche, la potencia y el ruido son mínimos, pero su funcionamiento es bastante bueno.

Sensores en tiempo real y control mediante app

No obstante, el punto clave del Smartmi Air Purifier P1 es el modo automático. Se trata de una funcionalidad en la el dispositivo regula la potencia y la intensidad en función de los contaminantes del aire: máxima potencia en ambientes con mala calidad del aire que se va reduciendo según se va limpiando la estancia.

El dispositivo cuenta con sensores de calidad de aire PM2.5 y de polen, que avisa al usuario cuando la calidad del aire cae de los umbrales saludables para que se active la purificación. Además, al ser compatible con los asistentes del hogar digital, todo esto se puede automatizar, sin tener que estar pendiente de encender o no el dispositivo cuando la calidad del aire se reduzca. La buena noticia es que los sensores y las notificaciones funcionan en tiempo real, sin retardo y muestra los datos de la calidad del aire PM2.5, en el display y en las apps de forma simultánea. También es capaz de medir partículas PM10, más enfocado a ambientes primaverales en los que el polen es el protagonista.

Integración con HomeKit

En cuanto al control, el Smartmi Air Purifier P1 se puede controlar desde el propio equipo gracias su pantalla integrada, desde el móvil con su propio App, o desde la app Casa de Apple si lo integramos en HomeKit. La funcionalidad en todo caso es idéntica en todas las opciones: podremos encender y apagar el equipo, programar un retardo de apagado, comprobar la calidad del aire o automatizar los modos de funcionamiento. Quizás apps del hogar digital ofrecen mayor funcionalidad al permitir automatizar acciones en función de otros dispositivos conectados, pero la funcionalidad general es bastante básica (y suficiente).

Smartmi Air Purifier P1, ¿merece la pena?

Es un dispositivo bastante sencillo, que colocado en automático cumplirá su labor sin necesidad de estar pendiente de él. En general, hemos visto en el Smartmi P1 el purificador con mejor diseño y más compacto para hogares y habitaciones pequeñas, pero quizás su potencia no es suficiente para grandes estancia si se busca una purificación rápida del aire.

Dado que su precio está en el rango de los 150 euros, en la media de otros purificador más potentes, quizás la decisión de compra resida en dos de sus mejores valores: el diseño y la integración con todo los asistentes del hogar conectado, en especial con el de Apple, donde brilla con toda su funcionalidad, y con la posibilidad de usar sus sensores para automatizar otras acciones, como por ejemplo hacer que las luces parpaden cuando la calidad del aire sea especialmente mala.

En todo lo demás, el Smartmi Air Purifier P1 cumple de sobra si el piso/habitación es pequeña. Eso sí, un factor importante son sus filtros, que tiene un precio de unos 40 euros y prometen una duración de seis meses, por lo que es un coste a sumar y a tener cuenta. En nuestras pruebas, el filtro ha reducido su capacidad en torno a un 20% en dos semanas de bastante uso. Lógicamente esto depende de los contaminantes ambientales y la horas de uso, pero es un coste asociado al purificador que hay que tener en cuenta.

El Smartmi Air Purifier P1 es el tipo de electrodoméstico del hogar conectado que tiene que hacer su trabajo olvidándonos que está ahí, en este aspecto, ha cumplido de forma sobresaliente en todo lo que le hemos pedido.