Una de las desventajas de los nuevos Mac con procesador ARM es la imposibilidad de utilizar Boot Camp para que estos equipos también ejecuten Windows, el sistema operativo de Microsoft. Pero, ¿y si la culpa es, en realidad, de Qualcomm?

Según XDA Developers, el fabricante de procesadores cuenta con un acuerdo de exclusividad para el uso de Windows en equipos ARM, dado que la compañía habría trabajado junto a Microsoft para poder adaptar el sistema operativo a chips con esta arquitectura. Qualcomm, de hecho, es el único fabricante que incluye SoCs ARM en PCs con Windows. Afortunadamente para algunas compañías, y según ha podido conocer el citado portal, el contrato podría vencer pronto, aunque se desconoce la fecha.

La expiración del contrato abriría la puerta a que otros fabricantes también desarrollen procesadores ARM para PCs con Windows. Recientemente, de hecho, MediaTek anunció su intención fabricar chips de este tipo para equipos con el sistema operativo de Microsoft. Y no sería ninguna sorpresa que, en el futuro, otras marcas como Samsung también se interesaran por este terreno, teniendo en cuenta el interés que ha levantado la fuerte apuesta de Apple por esta arquitectura.

Sin la exclusividad para Qualcomm, ¿llegaría Boot Camp a los Mac con Apple Silicon?

En lo que respecta a Apple, se desconoce, por el momento, si la firma de Cupertino habilitaría Boot Camp en los Mac con Apple Silicon cuando Qualcomm deje de tener la exclusividad del uso de Windows en SoCs ARM.

Mientras tanto, es posible utilizar Windows 11 a través de Parallels Desktop, programa que permite disfrutar, mediante virtualización, de todas las funciones del nuevo sistema operativo de Microsoft. La virtualización de Parallels, eso sí, no se equipara en rendimiento a la ejecución nativa de Windows 11. Por lo tanto, aquellas personas que necesiten usar ambos sistemas operativos por alguna razón en particular, probablemente prefieran tener a Boot Camp de su lado.