Otro fabricante de smartphones se quiere subir al carro de los coches eléctricos. Primero fue Huawei, luego Xiaomi, y ahora OPPO. Según un reporte de 91Mobiles, la empresa está desarrollando su primer coche eléctrico, que se lanzaría entre finales de 2023 y principios de 2024.

Por el momento, tenemos poca información sobre la entrada de OPPO en el sector de los coches eléctricos. El reporte afirma que el vehículo se desarrollaría únicamente para India por el creciente interés de este país por la movilidad eléctrica. No se han desvelado detalles técnicos o de hardware sobre el proyecto de OPPO; tampoco sabemos si el fabricante se aliará con terceros para producir su coche eléctrico o si subcontratará los componentes.

Es una incógnita cuál puede ser la aportación de OPPO al mundo de la movilidad eléctrica, aunque sea cual sea se centrará por ahora en la India. El país está intentando hacer frente a limitaciones como la infraestructura de carga, que es uno de los principales retos globales en la transición hacia este tipo de vehículos. Para ello, el Gobierno está invitando a organizaciones, empresas y actores del sector eléctrico para ayudar a crear una mejor infraestructura de carga en las principales carreteras del país.

Parece que los esfuerzos están dando resultado. El reporte de 91Mobiles indica que las ventas de coches eléctricos en la India han crecido hasta un 234%. Mientras que de abril a septiembre de 2020 se vendieron 1.872 unidades, en el mismo período de este año la cifra ascendió a 6.261 ventas de coches eléctricos. "Los subsidios individuales y los beneficios de los gobiernos central y estatal bajo la iniciativa FAME II han contribuido aún más al crecimiento", añade el artículo.

Todos quieren sus coches eléctricos

OPPO se unirá, por lo tanto, al creciente club de tecnológicas interesadas en el vehículo eléctrico, una industria dominada por Tesla en estos momentos. Marcas como Huawei también han decidido involucrarse en la creación de vehículos como el Arcfox Alpha S, fabricado por BAIC. Además, participó en el Atavr 11 al incorporar una parte de su tecnología, como HarmonyOS.

Xiaomi también ha querido formar parte de la fiebre eléctrica. El CEO de la empresa, Lei Jun, confirmó que empezarán a producir sus coches eléctricos en 2024. En este caso, se espera que el vehículo se desarrolle con la tecnología y diseño propio del fabricante. Jun afirmó que este proyecto es uno de los grandes objetivos de la compañía. La inversión de Xiaomi para este fin lo confirma: cerca de 10 mil millones de dólares se destinarán en los próximos 10 años para la creación de su propio coche eléctrico.

El proyecto de OPPO se enmarca, además, en medio de los numerosos rumores sobre el coche eléctrico de Apple. La entrada en este sector de una de las empresas más cotizadas lo convertiría en otro actor importante dentro de la movilidad eléctrica. Tesla, por el momento, sigue dominando este mercado; lo que los fabricantes de smartphones pueden hacer por el sector está aún por ver.