Uno de los mayores retos que tienen las plataformas de vídeo bajo demanda es transmitir sus contenidos con la mayor eficiencia posible. Esto se traduce en lograr un equilibrio entre calidad, la potencia de cómputo y el ancho de banda. Para mejorar en este sentido, Netflix está trabajando en ampliar la adopción del códec AV1.

El objetivo a largo plazo de Netflix es reemplazar el códec VP9 por el AV1, pero es una tarea que no puede realizarse de la noche a la mañana. La compañía ha estado trabajando con los fabricantes para extender la compatibilidad. En 2020 comenzó su despliegue en terminales Android y ahora lo hace en televisores.

"Comparamos AV1 con otros códecs en miles de títulos de Netflix y vimos mejoras significativas en la eficiencia de compresión de AV1. Si bien el resultado de este análisis interno fue muy emocionante, lo que realmente nos importa es la experiencia de transmisión".

Netflix

Como señala The Verge, el códec AV1 arribará a algunos modelos de televisores Samsung, Amazon Fire TV con Fire OS 7 o posterior, y ciertos Android TV con sistema operativo Android 10 o posterior. Curiosamente, se beneficiarán con esta mejora todos los televisores conectados a una PS4 Pro.

Netflix no especifica por qué el códec AV1 estará disponible, en esta etapa, solo en esa consola de la generación anterior y no en la PlayStation 5. Lo cierto es que todos los dispositivos no compatibles en este momento con el nuevo códec podrán seguir usando el servicio normalmente con los códecs HEVC, VP9 y MPEG4 AVC.

¿Qué mejoras promete Netflix con el códec AV1?

Crédito: Unsplash

La compañía de Los Gatos afirma que la adopción del códec AV1 permite preservar mejor la creatividad original de los contenidos. Esto es posible gracias a las mejoras en la compresión y la eficiencia computacional en relación a versiones anteriores de los códecs utilizados.

Netflix explica en su blog que las transmisiones que utilizan el códec AV1 están codificadas en una profundidad de color de 10 bits. Asimismo, utilizan la máxima resolución y velocidad de fotogramas disponibles en el origen. Esto se suma a la optimización dinámica de la codificación.

El salto de códecs anteriores al nuevo AV1 requiere más potencia de cómputo, por lo que presumiblemente se apoye en dispositivos con procesadores modernos. No obstante, es mucho más eficiente y ofrece mejor calidad de vídeo con el mismo bitrate —según las pruebas de Netflix—, lo que mejora su rendimiento en conexiones congestionadas sin reajustar el búfer.

Un punto a tener en cuenta es que el códec AV1 es de código abierto y no se deben pagar regalías por utilizarlo. Se trata de un proyecto administrado Alliance for Open Media (AOMedia), que cuenta con miembros como Apple, Amazon, Meta, Google, Microsoft, Netflix, Samsung y más.