Samsung ha desvelado unos resultados relativos al tercer trimestre de 2021 de récord gracias a varias de sus divisiones, como Samsung Display o, incluso, el área de chips. La compañía ha destacado unos ingresos consolidados de 74 mil millones de wones, (unos 55 mil millones de euros). Supone, por lo tanto, un crecimiento del 10,5 % respecto al mismo periodo del año anterior. Por otro lado, las ganancias de Samsung han crecido un 26 % frente al año pasado, con un beneficio de 15,82 mil millones de wones (unos 12.000 millones de euros).

Samsung atribuye parte de este éxito a Memory Business, su división de semiconductores. En este caso, las ventas han reflejado un crecimiento interanual de un 40%, con un ingreso de 26 mil millones de wones (unos 19.500 millones de euros).

La compañía, recordemos, fabrica procesadores, memorias y chips de almacenamiento para después distribuirlos a otros fabricantes, y estos se han visto obligados a aumentar su demanda a causa de las elevadas ventas de sus productos. La escasez de semiconductores tiene algo que ver dado a que la compañía ha aumentado el precio de sus componentes. En parte, a causa del elevado coste de los materiales necesarios para su fabricación. Sin embargo, para el fabricante surcoreano, al fin y al cabo, supone un mayor beneficio.

Los chips benefician a Samsung, pero también perjudican a su división de smartphones

Samsung, como fabricante de smartphones, también se ha visto afectada a causa de la escasez de semiconductores. Pese al éxito de sus nuevos plegables, los Galaxzy Z Flip 3 y Galaxy Z Fold 3, la compañía no ha sido capaz de superar los 80,4 millones de smartphones vendidos en el mismo periodo de 2020. En concreto, la marca vendió 72 millones de unidades durante el Q3 de 2021. Aun así, espera una "sólida rentabilidad" en los próximos meses gracias a los nuevos buques insignia y los smartphone de gama media y de entrada con 5G.

Por otro lado, éxito de los iPhone 13 también parece está beneficiando a Samsung, quien se encarga de fabricar pantallas OLED para estos recién lanzados smartphones. Según la compañía, las ganancias de división de pantallas ha aumentado gracias a la alta demanda de "sus principales clientes de smartphones". Entre ellos, Apple. La firma, además, augura unas ganancias sólidas durante el cuarto trimestre de 2020 a causa de los constantes pedidos.