En agosto se conoció una atinada decisión de Samsung, que confirmó que dejaría de mostrar anuncios en las apps de sus propios servicios. Se trata de las aplicaciones que llegan preinstaladas en los móviles de la firma coreana, y que forman parte de One UI, la capa de personalización aplicada sobre Android.

Dicha promesa comenzó a hacerse efectiva este viernes 1 de octubre. Según publica 9to5Google, Samsung ya no muestra las publicidades que anteriormente se incluían en Samsung Pay, Samsung Health y Samsung Weather. De todos modos, aún no se sabe si la medida ya se ha aplicado en todo el mundo o solo en algunos países.

En principio se dio a entender que la eliminación de los anuncios se daría solamente en Corea del Sur. Sin embargo, usuarios en Estados Unidos también han visto cómo los banners publicitarios ya no aparecen en los espacios en los que estaban anteriormente.

Aparentemente, Samsung estaría lanzando una actualización solamente del lado del servidor para quitar el contenido publicitario. Esto significa que los usuarios no tendrían que actualizar las aplicaciones en su smartphone para notar el cambio, aunque también es cierto que podría demorar un tiempo antes de que sea efectivo para todos. A pesar de ello, forzar la detención de las aplicaciones agilizaría el proceso, ya que al abrirlas nuevamente no se mostrarían más los anuncios.

Eliminar los anuncios de sus apps es una decisión acertada de Samsung

Que los fabricantes de dispositivos móviles incluyan anuncios en sus propias apps no es algo nuevo, ni tampoco exclusivo de Samsung. Sin embargo, que los surcoreanos tomen la iniciativa de quitar la publicidad de sus aplicaciones es una muy buena noticia. No solo porque es mejor estéticamente, sino también porque los usuarios pueden disfrutar más de usar una utilidad sin que la experiencia sea invadida o entorpecida con un banner pobremente ubicado.

Muchas veces los anuncios son el "precio" a pagar por un servicio al que se obtiene acceso gratuito. Es molesto, sí, pero soportable; especialmente en equipos de gamas económicas. El fastidio aparece realmente cuando las publicidades dicen "presente" en equipos caros o de alta gama. Gastar más de mil euros o dólares en un móvil que después muestra banners hasta al elegir el diseño de un tema, sin dudas atenta contra la experiencia premium.

Será interesante ver si otras compañías deciden ir por el mismo camino de Samsung y eliminan los anuncios de sus apps preinstaladas.