Las multas de tránsito son un dolor de cabeza para cualquier conductor que se movilice a diario en su coche o motocicleta. Y lo peor de todo es cuando las supuestas infracciones en realidad no son tales, o se emiten por error. Tal es el caso de lo que ha ocurrido recientemente en el Reino Unido, donde una persona recibió una multa fotográfica provocada por la inscripción en el frente de una camiseta.

La situación es realmente desopilante. Según publica The Guardian, David Knight recibió una multa fotográfica por una infracción de tránsito que supuestamente cometió en la ciudad inglesa de Bath. Sin embargo, el protagonista de esta historia vive en Dorking, en el condado de Surrey; es decir, a casi 200 kilómetros de donde sucedió el aparente incidente.

¿Qué ocurrió, entonces? El citado medio indica que el sistema informático utilizado en Bath para regular el tránsito confundió la matrícula del vehículo de Knight con la inscripción en la camiseta de una mujer que caminaba por el lugar. La situación queda aún más clara al ver las imágenes que acompañan el aviso, que fueron tomadas por las cámaras de videovigilancia de la zona.

En la fotografía izquierda se ve el sitio en el que ocurrió la supuesta infracción —Pulteney Bridge—, y a la derecha el acercamiento a una mujer que camina por la calle. La multa fotográfica "inteligente" reconoce a la señora como un vehículo que circula indebidamente por un carril destinado para autobuses. Como la camiseta que viste lleva la inscripción "Knitter", las cámaras la confunden con "KN19TER", la matrícula del coche de David Knight.

Imagen: The Guardian

Una multa fotográfica ridícula generada por un sistema "inteligente"

Según The Guardian, David Knight y su esposa recibieron la multa fotográfica el último mes, aunque la supuesta infracción de tránsito se cometió a fines de julio. El cargo inicial era de 60 libras esterlinas; sin embargo, ya había aumentado a 90 libras por no pagarlo en los primeros 30 días desde su emisión.

Afortunadamente esta situación se resolvió con un simple llamado telefónico de los Knight a las autoridades de Bath para explicar el error con su multa fotográfica. Lo que sí queda claro es que este tipo de sistemas de control del tránsito utilizados en el Reino Unido aún no son tan inteligentes como pueden parecer.