El Apple Watch Series 7 podría llegar a las tiendas en los próximos días. Al menos, eso indican algunas fuentes. Pero la cosa no queda ahí. Una serie de imágenes reales han emergido durante las últimas horas en un grupo de Facebook dedicado al producto, dejando entrever que el reloj, efectivamente, podría estar a la vuelta de la esquina.

En dichas fotografías se puede observar un Apple Watch Series 7 con una pantalla aparentemente más grande y unos marcos más delgados en comparación con el Apple Watch Series 6, prestaciones que destacó Apple durante su presentación. Se puede apreciar, además, la ligera curvatura de la pantalla y su gran tamaño, que permite, entre otras cosas, expandir un teclado QWERTY en el propio smartwatch.

La correa que acompaña al dispositivo parece ser una versión antigua del modelo 'Nike Sport', una prueba más de que, pese al nuevo tamaño, los relojes de Apple seguirán siendo compatibles con las correas anteriores.

Mientras tanto, desde Cupertino continúan indicando que el inicio de la comercialización se producirá a lo largo de "este otoño". El reloj, recordemos, se presentó el pasado mes de septiembre, pero todo parece indicar que una serie de problemas en la producción han causado un retraso en su llegada a las tiendas.

Todavía no conocemos los detalles técnicos del Apple Watch Series 7

CUPERTINO, CALIFORNIA - September 14, 2021: Apple CEO Tim Cook unveils Apple Watch Series 7 during a special Apple event, as seen in this still image from the keynote video. (Photo Credit: Apple Inc.)

Lamentablemente, las imágenes no muestran más información o las especificaciones del reloj, que todavía no han sido desveladas al completo por Apple. Se prevé que este smartwatch llegue con el mismo chip que el Apple Watch Series 6. También repetirían acto de presencia los sensores de medición de oxígeno en sangre y el electrocardiograma. Ninguna novedad aparente en este campo.

Donde sí parece que habrá cambios es en el sistema de carga rápida. El Apple Watch Series 7, según la compañía, es capaz de cargar hasta un 33% más rápido que la anterior generación. El nuevo diseño también es más resistente a posibles golpes, dado que el vidrio de la pantalla es un 55% más grueso. En relación con la pantalla, Apple también ha confirmado que esta es mucho más brillante respecto a la de su antecesor.