Para algunas personas, la impresora es ese elemento de la oficina, de la casa o de la casa convertida en oficina, que sólo está ahí cuando se necesita. Sin embargo, pese al proceso de digitalización que llevamos viviendo años, su utilidad y uso está fuera de toda duda, y cuando necesitamos imprimir algo, todos queremos que la impresora funcione correctamente.

Cuando decimos que queremos que funcione correctamente, no sólo nos referimos a que haya papel suficiente o que el cartucho de tinta y tóner no se acabe en mitad de la impresión. Nos referimos también a que, por ejemplo, al ser un equipo conectado a la red WiFi, sea cien por cien segura, y que podamos imprimir todo lo que necesitemos sin riesgo a que caiga en malas manos por algún ataque de malware o phising. Eso por no hablar del impacto que puede generar en el medio ambiente, donde todo el mundo busca la sostenibilidad.

La realidad es que el mundo de las impresoras ha cambiado mucho en los últimos años. Ahora ofrece muchos servicios que mejoran aún más la experiencia. Desde el pago por uso a equipos conectados que conocen perfectamente nuestras necesidades y se adelantan, de manera autónoma, para solucionarlas. 

Una de las empresas que más está haciendo por escalar el negocio de la impresión inteligente, mejorando no sólo el rendimiento de la impresora, sino también mejorando los servicios alrededor de ella, es HP, una veterana del sector. Su último lanzamiento es HP+, un sistema de impresión inteligente que contempla todos los aspectos relacionados con la experiencia de imprimir que más importa a las personas.

Qué buscan los usuarios en una solución de impresión inteligente

La nueva solución HP+ está disponible para todos los usuarios de equipos de impresoras HP+. Lo único que se necesita es tener una cuenta HP, un equipo conectado a Internet y, por supuesto, usar recambios originales de HP. En relación a esto último, si quieres saber los problemas e inconvenientes que generan los recambios no originales, hablamos sobre ello hace unos meses.

Smart Printing: al igual que la mayor parte de los dispositivos actuales: relojes, televisores o electrodomésticos de gama blanca, las impresoras HP+ también se vuelven inteligentes. Estando conectadas a Internet, pueden actualizarse en tiempo real, mejorando funcionalidades e incorporando todos los parches de seguridad necesarios. Además, con la aplicación HP Smart App también podemos imprimir desde cualquier lugar y en cualquier dispositivo en la que la tengamos instalada. 

Dentro de esta función smart, también se incluye la predicción por parte de la impresora de la posible rotura de alguna de sus piezas, avisando con antelación al usuario y evitando el desastre del fallo, sobre todo cuando más se necesita. 

El segundo aspecto que destaca de HP+ es la suscripción a Instant Ink, un servicio que se ha convertido en indispensable para muchísimas personas, que pueden despreocuparse de quedarse sin tinta o tóner para siempre. La propia impresora detecta cuando los niveles se encuentran bajos y hace el pedido a HP para que, en pocos días, recibamos nuestros nuevos cartuchos en la dirección que indiquemos. El servicio incluye la tinta o el tóner, el envío a domicilio y el reciclaje de los cartuchos desde 0,99€ al mes. Con HP Instant Ink se puede ahorrar hasta un 70 % en tinta o un 50 % en tóner original HP.  Además, las nuevas impresoras HP+ incluyen 6 meses de impresión con el servicio Instant Ink. 

Otro aspecto que importa cada vez más a las personas es la sostenibilidad. Si reciclamos en casa habitualmente, ¿cómo no hacerlo con los deshechos y plásticos que se generan al cambiar los consumibles de la impresora? En HP llevan años dándole a la sostenibilidad de sus productos el mismo peso que al resto de áreas en las que trabaja. Por ello sus cartuchos han sido diseñados pensando en el planeta, con el 100 % de los cartuchos de Tóner Original de HP y el 80 % de los cartuchos de tinta Original de HP compuestos con plástico reciclado.

En resumen, basta con ver cómo, a través de ejemplos como HP+, el mundo de la impresión no sólo no se ha estancado en los últimos años, sino que lidera en innovación y usabilidad, haciendo que la tecnología cumpla con el verdadero propósito con el que fue creada: hacer la vida de las personas más sencilla.