Con la tríada de emperadores fuera del escenario en el capítulo “Upon Awakening” (1x05), y sabiendo que su historia es de lo más interesante en Fundación (David S. Goyer y Josh Friedman, desde 2021), la serie de Apple TV+ según las novelas de Isaac Asimov, no extraña que vuelvan a ellos en “Death and the Maiden” (1x06); un título con propósito metafórico más allá de los elementos específicos de su historia a los que alude.

Este procede en primera instancia del Cuarteto de cuerda n.º 14 que compuso el vienés Franz Schubert en 1824, aunque existe igualmente una obra de teatro homónima del chileno Ariel Dorfman, así como una adaptación al cine de la misma llevada a cabo por Roman Polanski (1994), nada menos, y una ópera de Jonas Forssell (2008) con libreto del propio escritor latinoamericano; además de una pintura expresionista del también austríaco Egon Schiele (1915).

Cuidando el relato de ‘Fundación’

Apple TV+

La elegancia audiovisual en la primera secuencia, con la acostumbrada voz en off de Gaal Dornick (Lou Llobell) y sus comentarios elocuentes sobre Cleón en el rostro del Hermano Día (Lee Pace), tanto como la conversación subsiguiente con Demerzel (Laura Birn), no nos muestran más que mimo narrativo para Fundación por parte de David S. Goyer (El caballero oscuro) y Josh Friedman (Snowpiercer), el guionista Marcus Gardley (The Exorcist, NOS4A2) y la realizadora Jennifer Phang, que firma este episodio tras las cámaras.

Su trayectoria en televisión no suma aún ni una década, pero ya ha dirigido capítulos de Major Crimes (James Duff, 2012-2018), Agentes de SHIELD (Maurissa Tancharoen, Joss y Jed Whedon, 2013-2020), The Expanse (Daniel Abraham, Ty Franck, Mark Fergus y Hawk Ostby, desde 2015), The Exorcist (Jeremy Slater, 2016-2018), The Boys (Eric Kripke, desde 2019) o Stargirl (Geoff Johns y Greg Berlanti, desde 2020).

Luego continúa con la situación tan comprometida en la que había quedado Términus tras “Upon Awakening”, y vamos descubriendo lo que se proponen los guerreros brutales que han perturbado gravemente el desarrollo de la Fundación, el proyecto vital del visionario Hari Seldon (Jared Harris). Y el metraje salta de este foco al previo y al de las tribulaciones del adolescente Hermano Amanecer (Cassian Bilton), que están en consonancia con la época posterior a Juego de tronos ( David Benioff y D. B. Weiss, 2011-2019).

Una paciente construcción narrativa

Apple TV+

Lo completamente inesperado llega cuando la explicación más plausible, que ya habíamos supuesto, sobre los hechos terribles al final del episodio “Preparing to Live” (1x02), nos llega a través de Salvor Hardin (Leah Harvey), y tiene ecos de la trama de Lost (J. J. Abrams, Damon Lindelof y Jeffrey Lieber, 2004-2010) en más de un aspecto. Sobre todo, los relacionados con lo que los personajes deben sacrificar, o les obligan a ello, para cumplir con un destino que no desean en absoluto, pero sin olvidar las habilidades para conocer incidentes del pasado.

Esas revelaciones son el preludio inmediato a una tensa secuencia de acción bien llevada, con un montaje impoluto de Paul Trejo (Twin Peaks) y la delicadeza de ciertos planos de detalle. A la que sustituye otra de romanticismo en la que el temor que experimentamos por la personalidad de los emperadores, que nos mantiene a la espera de lo peor, nos produce un efecto similar al de Un día perfecto para el pez plátano, el cuento insidioso de J. D. Salinger (1948).

Después, por si antes no lo habíamos entendido, lo que ocurre con el discurso ferviente de Halima (T’Nia Miller) es que profundiza en una de las cosas de mayor importancia que contruyen David S. Goyer y Josh Friedman en Fundación: las múltiples causas del desmoronamiento del Imperio Galáctico; por la violencia vengativa que se desatará, unas anomalías internas y la desafección legitimada a partir de una herejía religiosa que se extiende. A ver si se enteran los que se rasgan las vestiduras con esta adaptación televisiva de Apple TV+.