El nuevo proyecto de Facebook, llamado 'Ego4D', es una IA que puede ver, escuchar, y recordar todo lo que hace una persona con el objetivo de mostrar resultados que pueden ayudar en las tareas cotidianas. Este sistema puede aplicarse en diferentes escenarios y dispositivos, pero tiene un gran sentido en las gafas de realidad aumentada. Principalmente, porque cuentan con cámaras con un punto de vista más humano y micrófonos para poder obtener toda la información.

Hasta ahora, los sistemas de inteligencia artificial han sido capaces de aprender las rutinas del día a día para, por ejemplo, mostrarnos la ruta más rápida al trabajo. Lo que pretende llevar a cabo Facebook, sin embargo, va mucho más allá. El proyecto, todavía en desarrollo, se está realizando junto a un grupo de 13 universidades en todo el mundo, donde más de 700 participantes han ayudado a capturar 2.200 horas de video en primera persona mientras realizaban tareas en su día a día. Esto, unido un sistema de "cinco desafíos de referencia", permitirán a una IA entender situaciones mucho más complejas. Los desafíos que muestra Facebook son un claro ejemplo de lo que puede hacer una IA con un punto de vista más humano.

- Memoria episódica: ¿Qué pasó cuando? (por ejemplo, "¿Dónde he dejado mis llaves?")

- Pronóstico: ¿Qué es probable que haga a continuación? (por ejemplo, "Espera, ya has añadido sal a esta receta")

- Manipulación de manos y objetos: ¿Qué estoy haciendo? (por ejemplo, "Enséñame a tocar la batería")

- Diarización audiovisual: ¿Quién dijo cuándo qué? (por ejemplo, "¿Cuál fue el tema principal durante la clase?")

- Interacción social: ¿Quién está interactuando con quién? (por ejemplo, "Ayúdame a escuchar mejor a la persona hablándome en este ruidoso restaurante")

Manteniendo el ejemplo de la memoria episódica, la IA de Facebook podrá ser capaz de recordar el última lugar donde ha visto las llaves y notificar al propietario. Esto, además, se puede aplicar a otros objetos.

Una avanzada IA de Facebook que poco tiene que ofrecer a nivel de privacidad

Kristen Grauman, investigadora de IA de Facebook ha destacado a The Verge que el objetivo de esta inteligencia artificial es que pueda utilizarse en dispositivos que van más allá de las cámaras portátiles, como en los robots auxiliares domésticos. Preocupa, como no, la privacidad, un punto importante en el que Facebook no es precisamente una compañía experta.

Grauman, de hecho, ha confirmado al citado medio que "esperan" que las empresas que utilicen esta tecnología para dispositivos comerciales incluyan medidas de privacidad en sus aplicaciones. Por lo que la protección por parte de Facebook no parece estar garantizada.