A medida que las marcas propias de Amazon han ido creciendo silenciosamente, la compañía fundada por Jeff Bezos ha sido acusada en reiteradas oportunidades de copiar productos exitosos de vendedores externos y utilizar su plataforma para impulsarlos a través de resultados de búsqueda alterados.

Si bien la compañía ha negado las acusaciones una y otra vez, una serie de documentos internos examinados por Reuters revelan una realidad incómoda para el gigante del comercio electrónico. Prácticas sistemáticas, anticompetitivas y planificadas minuciosamente para hacer más lucrativo su negocio en India.

Los documentos de 2016, que incluyen correos electrónicos y estrategias de negocio, indican que Amazon aprovechó los datos de su plataforma, que están protegidos por el secreto comercial, para lanzar sus propios productos y que estos aparecieran entre los primeros dos o tres resultados.

El gigante de Internet no solo tenía en cuenta en volumen de ventas a la hora de copiar un producto, sino las características "al detalle" para arrebatarle el éxito al vendedor original. Una de las víctimas de esta estrategia fue el vendedor en india John Miller, conocido como el "rey minorista" del país.

Amazon empezó a vender camisas como las de John Miller bajo una de sus propias marcas. Pero en lugar de introducir algún cambio, la compañía decidió copiarlo todo. Desde la circunferencia del cuello hasta el largo de la manga, según los documentos vistos por Reuters.

Eso sí, como se menciona al principio, el gigante del comercio electrónico no perdía tiempo con productos cuya performance estaba por debajo de lo esperado. Para ello no dejaba que se le escapara nada. Sus empleados estudiaban todo lo relacionado a la marca, desde el producto, hasta sus ventas y devoluciones.

Amazon y su ambición de copiar productos 'al detalle'

Crédito: Unsplash

La ambición de recorrer este camino pedregoso llevó a Amazon a tomar acciones aún más polémicas. Se dio cuenta que algunos productos era muy difíciles de copiar. Esto era debido a "procesos únicos" que afectaban a su calidad final. Solo en esos casos pensó en asociarse con los fabricantes para igualarlos.

"Es difícil desarrollar esta experiencia en todos los productos y, por lo tanto, para asegurarnos de que podemos igualar completamente la calidad con nuestro producto de referencia, decidimos asociarnos solo con los fabricantes de nuestro producto de referencia", citaba el documento interno de Amazon.

Es preciso señalar que tanto Jeff Bezos, en una oportunidad ante el Congreso de EE. UU. en 2020, como otros ejecutivos de Amazon han negado este tipo de prácticas. En ese sentido han explicado que se prohíbe a los empleados utilizar los datos de sus vendedores para ayudar a hacer crecer su negocio.

Lo cierto es que, según los documentos internos, la estrategia anticompetitiva de Amazon en la India era conocida al menos por dos ejecutivos de alto nivel. Entre ellos se encentraban el ex director de Negocios Internacionales, Diego Piacentini, y el actual responsable de esa división Russell Grandinetti.

A nivel de negocio global Amazon tiene más de 80 marcas propias que vende a través de su plataforma. Estas no están disponibles en todos los países y muchas tienen carácter muy local, como en el caso de India. Precisamente, están muy enfocadas en un mercado determinado para alcanzar el mayor éxito posible.

Finalmente, los documentos revelan que la introducción de las marcas propias de Amazon fue crítica para mantener el negocio en India. El mismo registró pérdida millonarias al poco tiempo de empezar sus operaciones en 2013. Sin embargo, sus propias marcas le permitieron hacer un negocio "sostenible a largo plazo".