Pete Lau, CEO de OnePlus, ha confirmado en una entrevista con The Verge que este año no habrá un OnePlus 9T. La compañía, recordemos, suele anunciar a mitad de año una versión más potente de los buques insignias que lanzan durante el primer trimestre. De este modo, ofrecen a los consumidores la posibilidad de adquirir un producto de la marca con el procesador más reciente o nuevas tecnologías.

A día de hoy, sin embargo, los smartphones OnePlus T apenas se diferencian respecto a los modelos de alta gama anunciados a principios de año. Mantienen una estética similar, una configuración de cámara prácticamente idéntica y características que se asemejan mucho a la versión original. El máximo responsable de la compañía no ha desvelado el motivo, pero es muy probable que se deba a las pocas diferencias entre ambas versiones o bien, al aumento del catálogo correspondiente a la gama media: los conocidos como OnePlus Nord.

Los OnePlus 9, lanzados en marzo, continúan siendo dos de los smartphones más avanzados del mercado. Será, por lo tanto, el primer año que OnePlus no anuncie un terminal de la gama T tras el inicio de esta serie en 2016, donde las diferencias entre ambos dispositivos (el OnePlus 3 y el OnePlus 3T) sí eran más notables.

OnePlus y Oppo lanzarán su sistema operativo conjunto en 2022

En paralelo, Lau ha confirmado que el buque insignia de 2022 llegará con un sistema operativo desarrollado entre Oppo y OnePlus que funcionará bajo Android y aportará mayor fluidez y seguridad. Lau destaca que sus móviles mantendrán la marca y características "únicas" de OxygenOS. El código de la capa de personalización y otras novedades, sin embargo, se llevarán a cabo a través de un equipo unificado entre ambas compañías. Aquellos móviles ya anunciados, pero que estén dentro del soporte de tres años de actualizaciones también podrán recibir este nuevo sistema operativo

La fusión entre Oppo y OnePlus llegó en junio e introdujo diferentes ventajas para ambas compañías, pero en especial para la firma de Pete Lau. Entre ellas, la posibilidad de actualizar los dispositivos de forma más rápida y eficaz, algo que según Lau, se está cumpliendo. Además de compartir recursos en I+D, lo que podría permitir ofrecer mejores dispositivos en un futuro.