Si quieres comprar el Apple Watch Series 7 y recibirlo cuanto antes, debes darte prisa en hacer la reserva. Mark Gurman, periodista de Bloomberg, ha destacado en su boletín semanal de noticias que el retraso de producción no afectaría al anuncio del próximo reloj de Apple. No obstante, espera que la disponibilidad del producto durante las primeras semanas sea muy limitada.

El citado periodista asegura que Apple se enfrenta a tres posibles escenarios. El primero: retrasar el anuncio del Apple Watch Series 7 hasta solucionar los problemas de producción. De este modo, el rumoreado evento para el 14 de septiembre estaría centrado en los iPhone 13 y los AirPods 3, mientras que el anuncio del Apple Watch se desplazaría a otro de los eventos previstos para este otoño. El segundo: mantener la fecha de lanzamiento, pero retrasar su salida a la venta.

Por último, y el escenario más probable según Gurman, es que el Apple Watch Series 7 se anuncie el 14 de septiembre y salga a la venta en la fecha prevista (posiblemente el viernes de la misma semana), pero con unidades limitadas. Esto afectará, sobre todo, en los plazos de envío, que serán más amplios de lo habitual.

La nueva pantalla del Apple Watch Series 7 podría ser la causante de los retrasos

Gurman asegura que los problemas de producción están causados por la nueva pantalla. El Apple Watch Series 7, recordemos, llegará en dos nuevos tamaños: 41 y 45 mm. Como es de esperar, al aumentar las dimensiones, la diagonal de la pantalla también crece. Las primeras hipótesis sugerían que los problemas en la fabricación estaban causados por el sensor de presión arterial. El periodista, sin embargo, aseguró que Apple no tiene intención de incluir el mencionado sensor en este nuevo modelo.

El Apple Watch Series 7 no es el único dispositivo de los de Cupertino que ha tenido problemas en su producción. La compañía, de hecho, ya ha utilizado varios de los escenarios mencionados en otros modelos. Por ejemplo, el iPad Pro de 12.9 pulgadas y chip M1 también salió a la venta en unidades limitadas y sufrió retrasos en los plazos de envío. El modelo tuvo demoras en su fabricación a causa de las pantallas mini-LED. Apple, además, retrasó el anuncio de los iPhone 12 debido al parón de las cadenas de suministro en China, que cerraron por las restricciones frente a la COVID-19.