Amazon pretende aumentar su catálogo de dispositivos para el hogar con una nueva línea de televisores, según Business Insider. El primer televisor de Amazon lleva años en desarrollo y ha contado con la participación del equipo de Amazon Devices, Lab126 —empresa de Amazon centrada en la investigación y desarrollo de hardware—, y la división de I+D de la compañía.

La citada fuente menciona algunos detalles de este nuevo dispositivo fabricado por terceros, como TCL, mientras la compañía continúa trabajando en un modelo de fabricación propia que llegará más adelante. La TV de Amazon integrará Alexa, el asistente presente en los Amazon Echo y Amazon Fire TV. Llegará, además, con tamaños de pantalla que van desde las 55 a las 75 pulgadas. No hay mención a la resolución de imagen o si integrarán Fire TV OS. No obstante, es muy probable que los modelos cuenten con resolución 4K e incluyan el mencionado sistema operativo de Amazon.

La TV de Amazon llegará durante el mes de octubre para aprovechar la campaña navideña. El dispositivo comenzará a venderse en Estados Unidos, pero se desconoce si estará disponible en otros mercados.

Amazon sumará un televisor a su línea de dispositivos inteligentes

Actualmente, Amazon cuenta con una variedad de productos enfocados al televisor, los conocidos como Amazon Fire TV. Los Fire TV Stick y Fire TV Cube se conectan a la televisión a través de un cable HDMI, y añaden una interfaz "inteligente" que permite acceder a apps como Netflix, Prime Video, Disney+, Apple TV Plus, etc. En el catálogo de Amazon, sin embargo, no hay un televisor como tal.

En Estados Unidos, la compañía se ha asociado con algunos fabricantes de televisores, como Toshiba, para incluir Fire TV como sistema operativo principal. Por otro lado, Amazon vende en la India una TV bajo la marca AmazonBasics que incluyen su propio sistema operativo. En el resto de mercados, en cambio, los únicos dispositivos de Amazon con pantalla son los Echo Show, que lejos están de ser un televisor.

Los dispositivos inteligentes de Amazon, como los Echo o los Fire TV, han mostrado ser unos duros adversarios frente a su competencia. Google y Apple ofrecen muy buenas alternativas, pero la gran variedad de Amazon y los bajos precios son un muy buen atractivo para los consumidores. La compañía podría rivalizar a fabricantes como LG, Samsung o Hisense, de la misma manera: ofreciendo una variedad de televisores para diferentes públicos y precios atractivos, sin dejar de lado las funciones.