Amazon quiere comenzar a desterrar las críticas que recibe por el trato a sus trabajadores y ha dado a conocer una interesante iniciativa a nivel educativo. La compañía fundada por Jeff Bezos pagará los estudios universitarios de algunos de sus trabajadores en Estados Unidos.

Según lo informado, esta posibilidad se destinará a los empleados que se desempeñan en los almacenes de Amazon. Específicamente, la firma indica que son 750.000 los "trabajadores por hora" elegibles para este programa. Por el momento se desconoce la lista completa de requisitos para aplicar a este beneficio; sin embargo, sí se menciona que pueden apuntarse quienes forman parte de la empresa desde hace al menos 90 días.

Amazon pagará la matrícula universitaria completa de los empleados elegidos, y lo hará por adelantado. Esto significa que los estudiantes/trabajadores no deben sacar el dinero de su propio bolsillo y esperar hasta la finalización del curso para que la compañía se los reintegre. Un punto importante a remarcar es que el costo asumido por la empresa no solo es el de las clases, sino también el de los libros, y demás gastos.

Además, los empleados que formen parte del programa accederán a fondos anuales para educación mientras dure su carrera. El "único" requisito para disponer de los mismos, lógicamente, es continuar trabajando para Amazon. Vale destacar también que este programa de financiamiento educativo no se limita a los estudios universitarios, sino que también alcanza a quienes deseen completar la secundaria, entre otras propuestas escolares.

Amazon quiere comenzar a enmendar la relación con los trabajadores de sus almacenes

Foto por Bryan Angelo en Unsplash

En estos últimos años las principales críticas contra Amazon se enfocaron sobre el trato hacia sus trabajadores, especialmente los que se desempeñan en almacenes. La compañía ha sido el foco de varias polémicas; por ejemplo, las largas y extenuantes jornadas laborales, los métodos de monitoreo invasivos, y las protestas por las condiciones de trabajo frente a la pandemia de la Covid-19, entre otras. Incluso los repartidores han sido noticia por verse obligados a orinar en botellas plásticas para no retrasarse en sus recorridos.

Amazon parece estar tratando de enmendar dichas situaciones, y la educación es el camino que ha elegido. Lógicamente, la firma dirigida por Andy Jassy no solo quiere fortalecer el vínculo con sus empleados, sino condicionar un compromiso laboral a largo plazo.

Para los empleados, en tanto, lo que ofrece Amazon es una alternativa útil para afrontar los altísimos gastos de la educación superior en Estados Unidos. Tengamos en cuenta que la gran mayoría de los interesados en seguir estudios universitarios deben tomar préstamos estudiantiles; en consecuencia, pasan buena parte de su vida adulta tratando de salir de dicho endeudamiento.