Xiaomi ha anunciado los resultados del segundo trimestre fiscal de 2021, que corresponden a los meses comprendidos entre abril y junio. La compañía china, que también ha mostrado un importante aumento en su cuota de mercado durante el segundo trimestre de 2021 y se ha consolidado como la segunda marca que más móviles vende en el mundo, ha obtenido unos ingresos totales de 87.800 millones de yuanes (unos 11.500 millones de euros). Supone, por lo tanto, un crecimiento del 64% respecto al mismo periodo del año anterior.

En cuanto a beneficios, la firma ha reportado un crecimiento interanual del 87,4%, con un total de 6.300 millones de yuanes (unos 826 millones de euros al cambio).

Durante el segundo trimestre de 2021, los ingresos procedentes de la venta de smartphones Xiaomi ascendieron a 59.100 millones de yuanes (unos 774 millones de euros). Esto supone un aumento del 86,8% respecto al mismo periodo del año anterior.

Los ingresos procedentes de la venta de dispositivos para el hogar conectado y productos de domótica, por otra parte, han aumentado en casi un 36%. La cifra de ingresos, concretamente, es de 20.700 millones de yuanes, unos 270 millones de euros al cambio.

La compañía, recordemos, consiguió posicionarse como la segunda marca en envío de móviles a nivel mundial durante el segundo trimestre de 2021, según datos de Canalys. Supera a Apple en cuota de mercado, con un 17% frente al 14% de los de de Cupertino, y se acerca a Samsung, que posee un 19% de cuota de mercado. En Europa, Xiaomi es la marca que más móviles vende, con una cuota de mercado del 28,5%.

Xiaomi mantiene su apuesta por la movilidad eléctrica

Xiaomi, además, ha destacado su importante inversión en I+D, que asciende a un total de 3.100 millones de yuanes (unos 406 millones de euros), un 56,5% más que el año pasado. La marca también ha confirmado la compra de Deepmotion, una startup dedicada al desarrollo de tecnología de conducción autónoma. La adquisición se cerrará por 77,3 millones de dólares y forma parte del plan de inversión para el área de vehículos eléctricos.

La compañía, recordemos, desveló su intención de arrancar en el mercado de los vehículos eléctricos en marzo de 2021, cuando anunció una inversión de 10.000 millones de dólares para los próximos diez años. Si bien Xiaomi se muestra reacia a desvelar sus planes —más allá de las millonarias inversiones—, los últimos reportes provenientes de Reuters desvelaron que la marca se ha asociado con varios fabricantes de automóviles con el objetivo de lanzar un primer coche eléctrico en 2023.