El 2021 parece traer solamente buenas noticias para Xiaomi, que continúa con su racha positiva. En junio pasado, la marca china se convirtió en la principal fabricante de smartphones del mundo, según un informe de Counterpoint Research divulgado en las últimas horas. De esta manera, la compañía asiática logró por primera vez imponerse en un análisis de este tipo, y lo hizo superando nada menos que a Samsung y Apple.

Según el reporte, las ventas de Xiaomi en todo el mundo crecieron un 26% en el mencionado mes. Esto le ha permitido arrebatarle el primer lugar del ranking a los surcoreanos, en lo que a cuota de mercado mensual respecta. Ahora el desafío es mantenerse en lo más alto del indicador, sabiendo que la respuesta de la competencia puede ser muy fuerte.

Los datos de junio de 2021 ubican a Xiaomi como el principal fabricante de smartphones del mundo, acaparando el 17,1% de la participación en el mercado. Samsung ha quedado relegada al 15,7%, mientras que Apple aparece tercera con el 14,3%.

Xiaomi impacta con un crecimiento mensual del 26%

¿A qué se debe el impactante crecimiento de Xiaomi? Según Counterpoint Research, la compañía continúa ganando el espacio que anteriormente ocupaban marcas como Huawei y Honor en China, África, Europa y Medio Oriente. Pero en el caso específico de junio, no solamente se benefició de la recuperación en las ventas en los mercados chino, europeo y de India. También aprovechó la caída de Samsung por problemas en la cadena de suministros.

El rebrote de casos de COVID-19 en Vietnam obligó a paralizar la producción de dispositivos de la firma surcoreana; esto produjo escasez y afectó directamente la comercialización global de sus productos.

Habrá que esperar los números de julio y agosto para saber si Xiaomi se sostiene como el N°1, o si Samsung tiene un rebote para recuperar el liderazgo mundial. Cualquiera sea el caso, la compañía china está en una racha muy positiva; en el segundo trimestre de 2021 fue la segunda marca que más vendió a nivel mundial, por encima de Apple, y recientemente superó a Samsung como el principal fabricante de smartphones en Europa.