Desde que fueron anunciados, los nuevos términos y condiciones de WhatsApp han estado en el centro de la polémica. No solo en lo que respecta a la privacidad y recolección de datos, sino también por las idas y vueltas de la compañía, que ha terminado confundiendo a gran parte de los usuarios. Ahora, todo parece indicar que la actualizada política de uso será opcional, aunque habrá limitaciones para quienes no la acepten.

El portal WaBetaInfo explica que próximamente WhatsApp presentará las nuevas condiciones de servicio antes de enviar un mensaje a una cuenta comercial "que utiliza un servicio seguro de Facebook para gestionar los chats". Como se muestra en la imagen, un aviso invitará a revisar y aceptar las nuevas reglas de privacidad. En caso de no hacerlo, el usuario no podrá comunicarse con el perfil comercial.

Lo que ha hecho WhatsApp es dividir las condiciones que entran el juego a la hora de usar su servicio. Anteriormente la compañía estaba empecinada en que todos por igual las acepten. Sin embargo, esta comprende los datos que el servicio de mensajería pude recopilar, procesar y compartir con Facebook en situaciones que requieren el uso de las herramientas comerciales.

Crédito: WaBetaInfo

WhatsApp implementará los cambios 'muy pronto'

De momento no hay una fecha específica para la entrada en vigor de estos cambios. Cuando esto ocurra, los usuarios de WhatsApp podrán seguir conversando con todos sus contactos sin aceptar las nuevas condiciones, pero si desean chatear con un perfil comercial no les quedará otra opción que que aceptar las nuevas condiciones para poder hacerlo.

Según WaBetaInfo el servicio de mensajería desplegará los cambios "muy pronto" en una actualización para los iPhone y Android. Ahora solo resta esperar para saber si estos dejarán tranquilos a los usuarios o si Facebook, compañía matriz de WhatsApp, sorprenderá dentro de un tiempo con otro movimiento polémico.

Lo cierto que es que la incertidumbre provocada en los últimos meses, sumada a los fallos de comunicación de las nuevas condiciones, llevaron a que muchos usuarios de WhatsApp se pasen a otros servicios como Telegram y Signal. No obstante, la aplicación de Mark Zuckerberg sigue siendo la más utilizada en el mundo con más de 2.000 millones de usuarios activos.