La alemana Volkswagen no ha querido esperar a la presentación oficial y ha adelantado los primeros detalles del ID.5, su primer SUV Coupé 100% eléctrico que llegará en los próximos meses con un diseño deportivo y más potencia, pero manteniendo algunas de las prestaciones del ID.4.

El Volkswagen ID.5 estará disponible en dos versiones. Por un lado, una variante con motor único de 201 CV. Por otro, una versión GTX con doble motor de tracción total y con 302 CV de potencia. El modelo que ha querido destacar Volkswagen es el ID.5 GTX. Este llegará con con un diseño que, según la compañía, reduce la resistencia y aumenta la eficiencia energética para conseguir una mayor autonomía.

En concreto, el ID.5 GTX ofrecerá una autonomía de 497 Km, mientras que la versión estándar llegará a los 540 Km gracias a su batería de 77 Kw, que cargará a una potencia máxima de 125 Kw.

El Volkswagen ID.5 heredará algunas de las funciones que se lanzaron con el modelo anterior, el ID.4 GTX. Este vehículo también está fabricado bajo la plataforma MEB para coches eléctricos. Su aspecto, aunque esté camuflado, recuerda mucho al ID.4, a excepción de pequeñas mejoras estéticas en el frontal.

El Volkswagen ID.5 podría llegar muy pronto

Volkswagen prefiere esperar para mostrar otros detalles destacables de su próximo SUV, como las funciones que integrará a nivel de software —aunque ya ha adelantado que recibirá actualizaciones OTA—, las diferentes versiones, su precio o su fecha de lanzamiento. Todo apunta a que se hará oficial en los próximos meses y comenzará a circular en 2022.

La compañía, además, asegura que el Volkswagen ID.5 será completamente neutro en carbono. Para ello, todo el proceso de producción, incluida la fabricación de baterías, se realizará con energías renovables.

No hay duda de que la hoja de ruta del futuro eléctrico de Volkswagen es muy ambiciosa. La firma alemana anunció recientemente la intención de que los vehículos eléctricos y de combustión formasen parte de la Plataforma SSP, que sustituirá a las MEB y PPE para los vehículos eléctricos, y a las MQB, MLB y MSB para los coches de combustión. Los primeros vehículos bajo la plataforma SSP llegarán en 2026.