Samsung asegura que puede desactivar de forma remota cualquiera de sus televisores. La compañía explica que esto es posible gracias a TV Block, una función integrada en sus productos vendidos alrededor del mundo.

La función salió a la luz este mes luego de que un centro de distribución de la compañía surcoreana en KwaZulu-Natal, Sudáfrica fuera saqueado. En consecuencia, muchos de los televisores que deberían llegar a las tiendas nunca lo harán.

Sin embargo, los televisores Samsung robados podrían quedar inútiles, ya que cuentan con una función de bloqueo remoto pensada para que "puedan ser utilizados únicamente por los propietarios legítimos con un comprobante de compra válido".

"El objetivo de la tecnología es mitigar la creación de mercados secundarios vinculados a la venta de bienes ilegales. Esto tanto en Sudáfrica como fuera de sus fronteras. Se tata de una tecnología ya precargada en todos los productos de TV Samsung", explica la compañía.

¿Cómo funciona TV Block en los televisores Samsung?

Cuando un televisor Samsung se conecta a internet, la función TV Block coteja el número de serie del dispositivo con una lista disponible en los servidores de la compañía. Si encuentra una coincidencia con modelos robados, procede a desactivar todas las funciones de la unidad.

No obstante, se trata de una solución parcial. Los televisores Samsung robados aún podrán ser utilizados siempre y cuando no se conecten a Internet. En este caso, quienes los tienen de manera ilegal, perderían la capacidad de Smart TV. No obstante, podrían seguir usándolos con un TV Box de televisión paga o consolas de videojuegos, por ejemplo.

Samsung explica que si por error se desactiva el televisor de alguien que lo compró legítimamente, será posible restaurar la funcionalidad. En este caso se debería enviar el comprobante de compra al correo electrónico serv.manager@samsung.com.

El director de electrónica de consumo de Samsung Sudáfrica, explicó en un comunicado de prensa que "esta tecnología puede tener un impacto positivo en este momento y también será de utilidad tanto para la industria como para los clientes en el futuro".

De momento, TV Block parece destinado únicamente a combatir los robos en centros de distribución de Samsung, aunque podría abrir la puerta a que consumidores individuales puedan bloquear sus televisores robados.