Cada vez son más las empresas que lanzan sus propios dispositivos inteligentes para el hogar, y el desafío que afrontan es que no solamente sean funcionales, sino que también se integren a la perfección con el entorno en que se utilizan. IKEA ya tiene experiencia en el área y da un nuevo paso con la presentación de su primer purificador de aire inteligente. Se llama STARKVIND y se camufla en una mesa auxiliar para pasar desapercibido.

En realidad, el purificador de aire inteligente de IKEA estará disponible en dos versiones. Además de la pequeña mesa con el aparato integrado, los usuarios pueden optar por una variante sin el mueble, que tiene un precio un poco más bajo. El funcionamiento de ambas alternativas es idéntico; solamente cambia su disposición y visibilidad en el salón o dormitorio donde se emplee.

De acuerdo con IKEA, STARKVIND se puede controlar manualmente y utilizar de modo independiente. Sin embargo, también es posible manejarlo y programar su funcionamiento desde la app IKEA Home. Vale destacar que para acceder al purificador de aire desde la aplicación, es necesario tener el dispositivo de conexión TRÅDFRI que se vende por separado.

STARKVIND, el purificador de aire inteligente de IKEA con forma de mesa auxiliar

El purificador de aire inteligente de IKEA utiliza un sistema de tres filtros que es capaz de capturar partículas de todo tipo y tamaño. Así, puede lidiar con cabello, polvo, polen, y hasta olores intensos como el del cigarrillo. Según los fabricantes, es efectivo capturando el 99,5% de las partículas en el aire que miden menos de 2,5 micrómetros.

Las dos versiones del STARKVIND integran un selector que permite cambiar entre cinco velocidades diferentes del ventilador. También cuentan con un modo automático que utiliza un sensor interno para elegir la potencia del ventilador, según qué cantidad de partículas pequeñas detecte en el aire.

STARKVIND estará disponible como mesa auxiliar y en una variante independiente, sin mueble

El purificador de aire inteligente de IKEA fue diseñado y optimizado para su uso en habitaciones de no más de 20 metros cuadrados. La versión más simple, sin mueble, se venderá por 129 dólares, mientras que la variante integrada en la mesa auxiliar estará disponible a cambio de US$ 189. En ambos casos estarán disponibles desde octubre próximo.