Hoy en día hay todavía muchos pueblos pequeños cuyos habitantes no pueden disfrutar de algo tan simple como una pizza a domicilio. Sin embargo, mañana los astronautas de la Estación Espacial Internacional podrán disfrutar de este servicio. Y, ojo, no es la primera vez, pues ya en 2001 Pizza Hut envió una de sus pizzas a estas instalaciones.

Esta vez no será una compañía de comida rápida la encargada del envío. En realidad, es solo una pequeña parte de un amplio y variado cargamento.

El conglomerado de empresas aerospaciales Northrop Grumman será el encargado de la entrega. No es la primera vez que llevan un cargamento a la Estación Espacial Internacional; aunque este, con 3.700 kilogramos, será el más pesado. Ahora bien, ¿qué recibirán los astronautas aparte de la pizza a domicilio?

Pizza a domicilio en la Estación Espacial Internacional

El envío se encuentra en el buque de carga Cygnus, de la cápsula Ellison Onizuka, bautizada en honor a uno de los astronautas fallecidos tras el lanzamiento del Challenger, en 1986. En cuanto al lanzamiento, lo realizó ayer, 10 de agosto, uno de los cohetes Antares de Northrop Grumman, desde la costa este de Virginia. 

También habrá otros alimentos como tomates, kiwis, manzanas y un plato típico sueco

A bordo no solo va esa pizza a domicilio con suficiente cantidad para que puedan comer siete personas. También otros alimentos como manzanas, tomates, kiwis e incluso una serie de platos típicos suecos, conocidos como Smörgåsbord. Algo curioso, si se tiene en cuenta que ahora mismo la tripulación de la Estación Espacial Internacional está compuesta por tres estadounidenses, dos rusos, un japonés y un francés. Aunque, bueno, tampoco hay ningún italiano.

Más allá de la comida, dentro de Cygnus viaja un juego de alas solares para un laboratorio que se pondrá en órbita el año que viene. También un material que simula el polvo lunar, para la realización de experimentos, y algo de moho, para un experimento educativo francés. Además, el envío incluye un dispositivo de detección de infrarrojos que se usará como prototipo para futuros satélites de seguimiento.

Si todo va bien, se espera que este envío, el decimosexto realizado por Northrop Grumman, llegue a su destino el jueves 12, dos días después de su lanzamiento. No sabemos de qué será la pizza, si tendrá piña o no. Pero, sea como sea, dada su ubicación, no está la cosa para ponerse exquisitos.