Amazon pagará hasta 10 dólares a aquellos clientes que quieran registrar su mano a través de Amazon One. Este sistema de escáner biométrico, implantado por las diferentes tiendas que la compañía tiene en Estados Unidos, permite al comprador prescindir de cualquier dispositivo de pago y realizar compras rápidamente. El sistema es capaz de detectar los patrones palma de la mano, como las huellas dactilares o las venas, para así asociarlas con una tarjeta de crédito previamente registrada.

Ahora, la compañía está regalando un vale de 10 dólares a nuevos usuarios con la condición de que se registren en One y sincronicen su cuenta de Amazon. Al emparejar su usuario, el cliente podrá ver el historial de compras desde la app o a través de la web. No obstante, Amazon también aprovecha la sincronización para mostrar publicidad, ofertas o promociones relacionadas con los productos adquiridos anteriormente. Algo que beneficia tanto a los anunciantes, como a la propia compañía.

La página de soporte de Amazon One destaca que el servicio puede compilar algunos de los patrones de la palma de la mano para mejorar esta tecnología. La información recopilada para los mencionados usos se gestiona de forma anónima. Los datos bancarios y los datos necesarios para realizar el pago, en cambio, se almacenen de forma encriptada en la nube. La compañía, además, permite a los usuarios darse de baja de este método de pago en cualquier momento, siempre y cuando no tengan pagos pendientes.

Amazon One: un sistema de pagos con la palma de la mano

Amazon One comenzó a implantarse en las tiendas a finales de 2020 como un método de pago rápido, sencillo y seguro. A día de hoy, diferentes puestos físicos de Amazon en Estados Unidos, como las Amazon Go u otras tiendas pop-up, ya cuentan con este sistema de pago.

Su funcionamiento es muy sencillo: El usuario deberá registrarse emparejando su tarjeta de crédito con la palma de su mano. De esta forma, la próxima vez que vaya a pagar y escanee su mano, el sistema asociará los datos con los de la tarjeta de crédito y realizará el pago. Los clientes, además, no necesitan tener una cuenta de Amazon para poder utilizar este método.