Desde hace tiempo, Instagram trabaja en la incorporación de herramientas destinadas a combatir el acoso y el discurso de odio. Y en las últimas horas anunció que extremará las medidas para evitar que se propaguen los comentarios y mensajes directos con contenido racista, sexista, homofóbico, o que fomente cualquier otro tipo de discriminación.

Una de las nuevas características que se suma a Instagram se llama Límites. Como bien lo dice su nombre, su función es la de limitar quiénes pueden comentar una publicación o enviar un mensaje directo a su autor. La finalidad de esta opción es impedir que los usuarios se dirijan a los perfiles de otras personas para atacarlas.

Según la red social, la incorporación de esta nueva herramienta se basa en la reciente experiencia de algunos jugadores de la selección de fútbol de Inglaterra, quienes sufrieron comentarios racistas tras perder la final de la Euro 2020.

Con Límites, las personas pueden elegir que sus publicaciones no sean comentadas por usuarios que no los siguen, o que lo hacen desde hace poco tiempo. Vale destacar que el bloqueo también funciona sobre las solicitudes de mensajes directos. Así, Instagram se propone reducir el riesgo de interacciones negativas, especialmente en publicaciones y cuentas que se vuelven populares repentinamente. Claramente, es una función muy útil para personalidades públicas y creadores de contenido, pero estará disponible para todos.

Instagram amplía el filtro de palabras ofensivas para mensajes directos

Entre las medidas que se anunciaron en abril pasado para combatir el discurso de odio en los mensajes directos se encuentra Palabras Filtradas. En dicho apartado se pueden ocultar comentarios y solicitudes de mensajes ofensivos; además, se puede generar una lista personalizada de palabras, frases y emojis que no deseamos ver en las interacciones con nuestras publicaciones o cuentas.

En el caso de los mensajes directos, si Instagram detecta el contenido ofensivo que decidimos filtrar, los envía a una carpeta para que permanezcan escondidos. La novedad con respecto a esta característica es que estará disponible en todo mundo a fin de mes; y la red social también amplió su propia lista de palabras potencialmente ofensivas.

Por otra parte, Instagram será más agresivo con las advertencias que muestra cuando las personas están a punto de comentar una publicación utilizando términos inapropiados, abusivos o irrespetuosos. Anteriormente, los usuarios veían los avisos más fuertes al segundo o tercer intento de publicar un comentario que viola su normativa; de ahora en adelanto, se mostrarán a la primera.

"Sabemos que hay más por hacer, incluso mejorar nuestros sistemas para encontrar y eliminar contenido abusivo más rápidamente, y responsabilizar a quienes lo publican. También sabemos que, si bien estamos comprometidos a hacer todo lo posible para combatir el odio en nuestra plataforma, estos problemas son más grandes que nosotros", publicó Adam Mosseri, jefe de Instagram.