Google quiere que las personas con un smartphone que ejecute una versión igual o anterior a Android 2.3.7, actualicen o cambien su dispositivo. La compañía impedirá el inicio de sesión en aquellos modelos que todavía cuenten con la llamada versión "Android Gingerbread". Lo hará a partir del próximo mes septiembre, según una reciente publicación en su página de soporte.

Concretamente, el documento indica que, a partir del 27 de septiembre de 2021, aquellos consumidores que intenten iniciar sesión tras realizar un restablecimiento de fábrica o después de cambiar su contraseña, se encontrarán con un error. Esto también ocurrirá si el usuario elimina la cuenta de Google del dispositivo y la añade posteriormente o si intenta iniciar sesión con una nueva cuenta.

Para evitar estos problemas, los usuarios deberán actualizar, al menos, a Android 3.0 en el caso de las tabletas y Android 4.0 en el caso de los smartphones. Si no es posible, la opción más recomendable es cambiar de dispositivo a un modelo con una versión posterior a Android 2.3.7. Solo de esta forma podrá seguir disfrutando de los servicios de Google.

"Como parte de nuestros esfuerzos continuos para mantener a nuestros usuarios seguros, Google ya no permitirá el inicio de sesión en dispositivos Android que ejecuten Android 2.3.7 o inferior a partir del 27 de septiembre de 2021. Si inicia sesión en su dispositivo después del 27 de septiembre, puede obtener errores de nombre de usuario o contraseña cuando intenta utilizar productos y servicios de Google como Gmail, YouTube y Maps".

¿Sin planes para cambiar de móvil? Google tiene otra alternativa

Google, no obstante, ofrece una alternativa para aquellas personas que se resisten a cambiar de smartphone: iniciar sesión a través del navegador. De esta forma, podrán continuar accediendo a servicios como Gmail, YouTube o Maps. La experiencia, eso sí, será inferior a la de utilizar una aplicación nativa.

Android 2.3.7, también conocida como "Android Gingerbread", se lanzó en 2010. Esta versión del sistema operativo de Google llegó con interesantes novedades. Entre ellas, el soporte para NFC y la compatibilidad con pantallas de mayor tamaño y resolución. También incluía la posibilidad de realizar acciones de copiar / pegar mediante una pulsación prolongada en el texto o la compatibilidad con más de una cámara en el propio smartphone.