Vitalik Buterin, el cofundador de Ethereum, no suele guardarse las críticas relacionadas al futuro de las criptomonedas. En esta oportunidad, el ingeniero detrás de la cadena de bloques más importante del mundo ha puesto en duda los planes del director ejecutivo de Square Inc, Jack Dorsey, de impulsar el desarrollo de servicios financieros descentralizados (DeFi, por sus siglas en inglés) dentro del blockchain de Bitcoin.

En una entrevista con Bloomberg, Vitalik Buterin dijo que Bitcoin, a diferencia de Ethereum, no cuenta con la capacidad esencial de brindar soluciones financieras descentralizadas como contratos inteligentes, por lo que si Dorsey desea persistir en su idea, deberá construir su propio sistema que ofrezca este tipo de funcionalidad, algo que podría hacer disminuir la confianza de los usuarios.

“Soy escéptico sobre finanzas descentralizadas construidas sobre la red Bitcoin. Ethereum, por ejemplo, tiene una funcionalidad incorporada, como contratos inteligentes, que admite el cumplimiento de DeFi. Sin embargo, la primera criptomoneda no tiene este conjunto de características, lo que significa que Dorsey tendrá que construir un nuevo sistema. Incluso si puede hacerlo, el nivel de confianza será muy débil”, dijo.

Las declaraciones de Buterin llegan poco después de que el cofundador de Twitter, Jack Dorsey, anunciara que su compañía de transacciones y pagos, Square, Inc., iba a desarrollar TDB, una plataforma para ofrecer "servicios financieros no custodiados, sin permisos y descentralizados basada principalmente en la cadena de bloques de Bitcoin, la criptomoneda más utilizada del mundo.

El nuevo proyecto de Dorsey con su TDB basado en Bitcoin podría convertirse en una competencia directa para la DeFi basada en Ethereum. No obstante, la primera, como menciona Buterin en la entrevista con Bloomberg, depende de infraestructuras adicionales como cadenas y puentes para sostener los contratos inteligentes y otros servicios financieros descentralizados.

DeFi, el punto de conflicto entre los defensores de Ethereum y Bitcoin

Foto por André François McKenzie en Unsplash

En el mundo de las finanzas ya no solo reinan los servicios financieros centralizados, controlados por los gobiernos y organizaciones financieras. Con el auge de las criptomonedas han surgido un sistemas descentralizados que permiten operar de forma segura y sin intermediarios.

Aquí es donde entra el juego DeFi, una tendencia basada en blockchain, como el de Ethereum, que permite ejecutar aplicaciones para administrar activos digitales. Estos programas son conocidos como contratos inteligentes y aplicaciones descentralizadas. Una de sus ventajas es que cualquiera puede crearlos y, como son modulares, pueden apilarse para crear un sistema complejo que interactúa entre sí.

Las posibilidades de DeFi son muy amplias. Por ejemplo, a la hora de solicitar dinero prestado para un proyecto, en lugar de ir a un banco, las personas podrán acceder a una plataforma DeFi y, cumpliendo con una serie de condiciones, solicitar un préstamo. Es decir, no será necesario estar bancarizado para realizar un gran número de operaciones financieras que hasta hace poco estaban limitadas a los sistemas tradicionales.