Durante las últimas semanas, Windows 11 ha acaparado los titulares del mundo tecnológico. El nuevo —e inesperado— sistema operativo de Microsoft llegará con complejos requisitos de hardware que dejarán a muchos usuarios por el camino. No obstante, Windows 10 seguirá recibiendo actualizaciones hasta octubre de 2025. Precisamente, la esperada versión 21H2 está en camino y ya se conocen algunas de las novedades.

La próxima versión de Windows 10 ampliará el soporte de cámara para Windows Hello. Este sistema, que permite iniciar sesión a través del reconocimiento facial, ha funcionado exclusivamente con cámaras integradas compatibles. Próximamente, los usuarios podrán conectar hardware externo para usar esta característica en su ordenador de escritorio o con el portátil cerrado o conectado a una pantalla externa.

Un documento de Microsoft descubierto por Windows Latest también indica que las novedades girarán en torno a mejorar el soporte de TPM, una característica que está dando dolores de cabeza quienes quieren migrar a Windows 11. Estos módulos de seguridad basados en hardware serán compatibles con las plataformas Intel Tiger Lake o más actuales en Windows 10 21H2.

Los usuarios corporativos también se verán beneficiados con la nueva actualización de Windows 10. El sistema operativo admitirá caracteristicas bajo demanda y paquetes de idioma a través de Windows Server Update Services (WSUS). Por otra parte, se cree que Microsoft también está trabajando en la implementación de Windows Autopilot y mejoras en Universal Print.

Foto por Panos Sakalakis en Unsplash

¿Cuándo llegará Windows 10 21H2?

Siguiendo el calendario de dos actualizaciones importante por año, Microsoft lanzará la versión 21H2 de Windows 10 en octubre de 2021. Curiosamente, Windows 11 no se regirá por el mismo cronograma y apostará a una sola actualización importante al año.

Al igual que la actualización de mayo (21H1), Windows 10 21H2 se distribuirá a través de Windows Update. Es decir, los usuarios recibirán una notificación de que se encuentra disponible para la descarga y tendrán la posibilidad de descargarla e instalarla o no.

En cuanto a Windows 11, cuando el sistema esté disponible, los que deseen actualizar al sistema operativo, gozarán de una "oferta de actualización gratuita". Eso sí, deberán cumplir con los exigentes requisitos de hardware que incluyen procesadores de generaciones recientes y TPM 2.0, al menos por ahora.