Hace algunos años no era común pensar en que un vehículo tendría la capacidad de actualizar su software sin la necesidad de acudir al taller del fabricante. Sin embargo, gracias a los avances tecnológicos en el mundo de la movilidad, sobre todo en el sector electrificado, ahora es posible actualizar un coche a distancia como si se tratara, por ejemplo, de un smartphone. Las actualizaciones OTA (Over the Air) se siguen estandarizando entre diversos fabricantes y ahora es Volkswagen la que pretende convertirse en un referente.

El pasado marzo, la firma alemana prometió que la primera actualización OTA para sus coches eléctricos estaría disponible antes de finalizar el verano. Algunos meses después, Volkswagen nos ha contado cómo desplegará el primer update durante el presente mes para todos los propietarios de los ID.3 e ID.4. Sobre el papel pareciera ser sencillo; no obstante, ofrecer una actualización OTA conlleva cerciorarse, en primer lugar, de que todo funciona correctamente sin margen de error. Además, la infraestructura en la nube debe estar lista para brindar el paquete de novedades.

Por fortuna, la primera actualización OTA de Volkswagen comenzó su fase de pruebas desde marzo en una flota de miles de vehículos eléctricos pertenecientes a la compañía. La automotriz pisó el acelerador en este sentido porque una de las promesas de la familia ID es, precisamente, ofrecer actualizaciones de software de manera periódica (cada trimestre). Según explica el gigante de Wolfsburgo, su estrategia de actualizaciones contempla, entre otras cosas, incrementar la satisfacción del cliente con novedades y mejoras que estarán disponibles durante todo el ciclo de vida del vehículo.

La empresa señala que, en cuanto a software, sus vehículos estarán a la altura de los modelos que llegarán en el futuro. Las actualizaciones OTA de Volkswagen podrán realizar cambios en hasta 35 módulos diferentes en los coches de la plataforma MEB. Es decir, los ID.3 e ID.4. Los updates se enfocan en tres categorías: infoentretenimiento, funciones bajo demanda (seguridad) y firmware. En este último se incluye, por supuesto, lo que corresponde al sistema operativo.

La actualización OTA de Volkswagen llega en julio

Como se mencionó previamente, la primera actualización OTA de Volkswagen estará disponible este mismo mes. Los propietarios de los coches eléctricos ID.3 e ID.4 serán informados de la disponibilidad del update con una alerta en el panel de despedida. Desde la misma ventana será posible iniciar la actualización o consultar el listado de novedades de la misma. La instalación comenzará una vez que el conductor abandone y bloquee el vehículo. Desde luego, se requiere una conexión a internet.

Ojo, si el vehículo fue fabricado antes de marzo de 2021, es necesario que el propietario acuda al taller para instalar el update 2.1. Esta versión permite recibir la primera actualización OTA y las que llegarán en el futuro.