El año 2000 fue un año que muchos recordaremos. Cambiábamos de año y un rumor hacía creer que un problema informático colapsaría el planeta. Pero también fue un año de noticias muy positivas, como la presentación del primer teléfono con cámara, el Sharp y J-Phone, capaz de tomar fotografías con una resolución de 0,1 megapíxeles y una pantalla de 256 colores. Aquello marcaría el camino de lo que es la telefonía móvil.

En estos 21 años que han transcurrido desde entonces, la industria ha evolucionado muchísimo. Para empezar, ya no son teléfonos, sino smartphones, y las cámaras que incluyen pueden mirar cara a cara a las cámaras profesionales, ofreciendo resultados increíbles.

Entre los grandes avances que hemos vivido en el campo de la fotografía móvil, destacan algunos que representan por sí solos auténticos hitos por su nivel de complejidad. Uno de los más recientes es, sin duda, la incorporación del gimbal, encargado de marcar un nuevo precedente en la estabilización de la imagen. Detrás de esto se esconde vivo, una marca que, pese a que pueda ser todavía poco conocida en Europa, se encuentra entre las cinco que más teléfonos vende a nivel mundial

vivo X60 Pro 5G, diseño muy bonito y un rendimiento fiable

En Hipertextual hemos podido pasar unas semanas con uno de los teléfonos más esperados de este año, el vivo X60 Pro 5G. Más adelante profundizaremos en su cámara, pero antes vamos a ver lo que nos ofrece como teléfono en el día a día.

Por un lado, un diseño cómodo y elegante, construido en vidrio resistente con una pantalla curva a ambos lados que facilita el agarre. Pese a tener una pantalla de 6,56 pulgadas, tiene un tamaño compacto, sobre todo comparado con otros modelos de la competencia, y que se debe en gran medida a la reducción al máximo de los bordes. El grosor también es increíblemente fino, con sólo 7,55 milímetros.

El vivo X60 Pro 5G se vende en colores negro y azul y en una única configuración de 12GB de RAM y 256 GB de almacenamiento.

Tras hacer un breve repaso del aspecto físico y el diseño del teléfono, es hora de echar un vistazo a su interior. Para empezar, destacan dos aspectos que resultan clave en la potencia que despliega el dispositivo. El primero es su procesador Snapdragon 870 de Qualcomm, uno de los procesadores más avanzados del mercado (compatible con las redes 5G) y que, gracias a su fluidez, es perfecto para el día a día incluso para jugar.

El segundo aspecto es la configuración en la que se vende el vivo X60 Pro. Mientras que el resto de dispositivos de gama alta del mercado cuentan con una versión básica de 6 u 8 gigas de RAM, el vivo X60 Pro 5G llega hasta los 12 GB (pudiéndose aumentar virtualmente hasta 15GB, gracias a su RAM extendida). Palabras mayores. El almacenamiento interno se va hasta los 256GB en su versión de serie, espacio más que de sobra para todos nuestros archivos.

Módulo de cámaras vivo X60 Pro

Otro apartado que interesa a la mayor parte de los consumidores es la batería y la gestión que hace el propio teléfono de ella. En cuanto a capacidad, tenemos una batería de 4.200mAh, pero hay que tener en cuenta la gestión que hace el propio teléfono, reduciendo el consumo de algunas aplicaciones cuando no están en uso con lo que se dosifica y aumenta su duración. En total podremos olvidarnos del cargador con total tranquilidad durante todo el día, pero si le damos un uso super exhaustivo, entra en juego su sistema de carga rápida de 30W.

Una cámara y un sistema de estabilización que marca un precedente en la industria

El primer aspecto en el que se fijan muchas personas a la hora de comprar un teléfono móvil es en su cámara. Ya sea para darle un uso profesional o simplemente como afición, es importante tener en cuenta una serie de factores que hagan que nuestro teléfono esté a la altura a la hora de sacar las mejores fotos o vídeos.

Al igual que su antecesor, el vivo X60 Pro 5G entra de inmediato en el podio de mejores cámaras en un teléfono móvil. vivo ha vuelto a hacer un gran trabajo en dos campos, el hardware y el software, pero ha ido un paso más allá firmando una colaboración con uno de los referentes en el mundo de la fotografía, ZEISS

El gimbal y su estabilización en cinco ejes mantiene la lente estable en todo momento, por lo que es un dispositivo perfecto para grabar cualquier tipo de vídeo.

La incorporación de un gimbal no es una novedad en sí, ya que lo vimos en el pasado modelo de vivo, pero sí merece hacer un énfasis. La diferencia a la hora de grabar un vídeo usando un teléfono con gimbal y hacerlo con uno que no lo tiene, es sencillamente brutal.

La innovadora tecnología de estabilización que vivo ha metido en el vivo x60 Pro 5G es increíble. El gimbal es capaz de mover la lente en dirección opuesta al movimiento de la cámara, por ejemplo, mientras andamos o corremos o, lo que es más habitual, mientras grabamos a pulso e inevitablemente se mueve. Su estabilización en cinco ejes mantiene la lente estable en todo momento por lo que es un dispositivo perfecto para grabar cualquier tipo de vídeo en movimiento.

Experiencia más innovación

Solamente por este motivo, el vivo x60 Pro 5G podría ser la opción más recomendable para todos los filmmakers pero es que no sólo destaca en eso. La colaboración con ZEISS se nota, y mucho, aportando toda la experiencia de la marca en el campo de la fotografía. Si a eso le sumas los esfuerzos de vivo en I+D, da como resultado una cámara que no falla en casi nada.

Con una óptica firmada por ZEISS, el módulo fotográfico se compone de: una cámara principal con un sensor de 48MP y una apertura de 1,48 (la menor en el mercado de smartphones); un angular que también sirve de macro de 13MP, con una apertura de 2.2; y un teleobjetivo de 13MP. En cuanto a la cámara frontal, la encargada de los selfies, tiene un sensor de 32MP. 

A un hardware y un software muy buenos, se le une toda la experiencia que aporta una marca clásica en el mundo de la fotografía, como es ZEISS.

En total, a nivel de hardware se dan los requisitos necesarios para que las imágenes capturadas tengan el mayor contraste y calidad. Pero ¿cómo procesa y trata el teléfono las imágenes?

Una de las tecnologías que utiliza el vivo X60 Pro 5G es el sistema Pixel Shift, que mide el resultado de cada píxel mejorando la claridad y la definición. En cuestión de segundos, es capaz de corregir cualquier efecto borroso de la imagen. 

El modo retrato también mejora con respecto a sus antecesores y modelos de la competencia. Además de realizar muy bien el efecto de desenfoque, diferenciando detalles como el pelo humano, esto también lo realiza incluso si estamos grabando un vídeo. El responsable es el algoritmo de detección con enfoque automático, que detecta tres aspectos clave: los ojos, el rostro y el cuerpo y lo fija incluso si la persona se está moviendo.

Un modo noche que ofrece resultados increíbles

El modo noche es el tercer aspecto que posiciona al vivo X60 Pro 5G como una referencia en su segmento. La gran apertura de f/1,48, junto con un algoritmo de reducción de ruido de alta precisión con IA, consigue increíbles imágenes, incluso con una oscuridad casi plena. 

En definitiva, con los datos sobre la mesa, el vivo X60 Pro 5G no tiene nada que envidiar a otros dispositivos, como el iPhone 12, el Samsung S21 Ultra o el Mi 11 Ultra, es más, en muchos aspectos les supera con creces. Ya sea para grabar vídeos en redes sociales o simplemente porque seamos amantes de la fotografía, el vivo X60 Pro 5G es una opción a tener en cuenta, sobre todo porque también, comparado con su competencia directa, su precio es visiblemente inferior.