Los iPhone 13 y iPh0one 13 Pro continuarán con importantes diferencias en el apartado fotográfico, y el sensor LiDAR es una de ellas. A principios de año, los rumores sugerían una integración en toda la gama de iPhone 13. Ahora, sin embargo, se espera que solo los modelos Pro incluyan este sensor de realidad aumentada.

Según Dylandkt, un usuario en Twitter que suele filtrar detalles sobre los próximos dispositivos de Apple, la compañía barajó incluir el escáner LiDAR en los cuatro modelos de iPhone 13. No obstante, asegura que "por una razón u otra", este año los iPhone 13 Pro y iPhone 13 Pro Max serán los únicos que integrarán este sensor. El sensor LiDAR llegó con el iPad Pro de 2020 y meses después se incluyó en los iPhone 12 Pro y 12 Pro Max,

El sensor LiDAR (Light Detection and Ranging) permite medir, a través de un láser, la distancia y profundidad de los objetos que hay a nuestro alrededor. Puede ser muy practico para aplicar en tareas de realidad aumentada o juegos. Sin embargo, en los iPhone, este sensor tiene mucha utilidad en el apartado fotográfico. Gracias al LiDAR, la cámara puede enfocar rápidamente y con mayor precisión o mejorar las fotografías en modo retrato, entre otros usos.

iPhone 13 sin sensor LiDAR, pero con mejoras en sus cámaras

Imagen: EverythingApplePro.

Según los últimos reportes, todos los modelos llegarán con una mayor apertura en los sensores, una mejora que permitirá capturar mayor luz y ofrecer mejores resultados en fotografías nocturnas. Se espera, además, que el modo retrato se aplique a la grabación de vídeo. De nuevo, función que estará disponible para los cuatro modelos. No obstante, los iPhone 13 Pro podrían ofrecer mejores resultados gracias al mencionado escáner.

Más allá de las cámaras, se espera que los iPhone 13 lleguen con ligeros cambios en el diseño, como un notch más pequeño. Incluirán el chip A15 Bionic, así como pantallas ProMotion que ofrecerán una tasa de 120 Hz. Los iPhone 13 contarán, además, con mejoras en la carga inalámbrica. Se prevé que Apple añada una bobina de mayor tamaño, que ofrecerá más superficie de cara y la posibilidad de suministrar batería a otros accesorios, como los AirPods.

Los últimos rumores apuntan a un lanzamiento para el mes de septiembre, fecha habitual en Apple para anunciar sus nuevos móviles.