Diferentes estudios sugieren que el Apple Watch y otros relojes inteligentes son capaces de detectar síntomas relacionados con la COVID-19. Apple también está investigando si los sensores y las prestaciones de su reloj inteligente pueden detectar síntomas asociados con el coronavirus. Ahora, un nuevo estudio preliminar desvelado por el New York Times, demuestra que tanto los relojes de Apple, FitBit, entre otros, pueden detectar y monitorizar las secuelas a largo plazo que causa el virus.

El estudio de investigación "Digital Engagement and Tracking for Early Control and Treatment" (DETECT) monitorizó, mediante la app MyDataHelps, a más de 37.000 personas que utilizaban un Apple Watch, Fitbit y relojes de otros fabricantes, en un periodo de unos 5 meses. 875 de los participantes mostraron signos de enfermedades respiratorias. Tras someterse una prueba, 234 de ellos dieron positivo en COVID-19.

Los investigadores comprobaron que la frecuencia cardíaca de los pacientes con un resultado COVID-19 positivo, disminuyó tras aproximadamente 9 días después de que comenzaran a reportar los síntomas. Tras pasar la enfermedad, la frecuencia cardíaca se elevó durante varios meses. Según el estudio, las personas tardaban un promedio de 79 días en volver a tener un ritmo cardíaco en estado de reposo. Los participantes que mostraban signos de enfermedades respiratorias, pero que dieron negativo en la prueba diagnóstica, no obtuvieron estos resultados.

"Encontramos un impacto fisiológico prolongado de la infección por COVID-19, que dura aproximadamente de 2 a 3 meses, en promedio", detalla el informe. El estudio destaca, además, que los niveles de actividad física y sueño también tardaron en volver a la normalidad en aquellos pacientes que dieron positivo en coronavirus, en comparación con los que sufrían problemas respiratorios.

¿Podrían los Apple Watch y otros relojes inteligentes detectar síntomas de COVID persistente?

El informe, por lo tanto, sugiere que es posible detectar síntomas de COVID persistente con la ayuda de los relojes inteligentes. No obstante, los investigadores afirman que "comparar los cambios fisiológicos y de comportamiento a largo plazo" requiere más tiempo. Dejan la puerta abierta a otros estudios en un futuro.

Meses atrás, los mismos investigadores descubrieron que los relojes de Apple y Fitbit podrían detectar casos de COVID-19, incluso antes de que comenzaran a aparecer los síntomas. Los fabricantes, además, incluyen funciones que pueden ayudar a comprobar el estado de salud. Por ejemplo, los medidores de oxígeno en sangre o los sensores de temperatura corporal.