El rediseño de Safari que llegará de la mano de iOS 15 y iPadOS 15 ha sido sujeto de diversas críticas. Especialmente la versión para iPad, pues su nueva barra superior colapsa fácilmente al tener múltiples pestañas abiertas en una misma ventana.

Con la cuarta beta de iPadOS 15, por suerte, Apple ha decidido dar solución a este problema. ¿Cómo? Fácil, mediante un ajuste. Los usuarios ahora pueden escoger entre una barra de pestañas compacta, que es la que ha causado las críticas, y una barra separada, la cual se sitúa bajo la URL, en el mismo lugar en el que se encontraba en iPadOS 14.

Para cambiar la barra de pestañas de Safari, basta con ir a la aplicación "Ajustes", navegar hasta "Safari" y, una vez ahí, seleccionar una de las dos opciones disponibles. Previamente, eso sí, has de actualizar a la cuarta beta de iPadOS 15. Para ello, en caso de no haberlo hecho, basta con ir a la sección "General" de la aplicación "Ajustes", pulsar sobre "Actualización de software" y seguir las indicaciones.

El rediseño de Safari en iPadOS 15 ha causado múltiples críticas

El nuevo diseño de Safari en iPadOS 15 es, visualmente, acertado. El menor tamaño de las barras superiores, además, hace que el contenido –la página web– ocupe un porcentaje mayor de la pantalla, lo cual es siempre bienvenido. El problema reside en la forma en la que agrupa las diferentes pestañas abiertas, como se puede observar, por ejemplo, en este vídeo publicado por Federico Viticci en Twitter:

Quienes tengan pocas pestañas abiertas simultáneamente no tendrán ningún inconveniente con la nueva disposición de Safari en iPadOS 15. Sin embargo, eso no es lo habitual, por ejemplo, en entornos profesionales. Y teniendo en cuenta que Apple quiere posicionar el iPad como un producto válido en esos entornos, sorprende que decidieran apostar por una barra de pestañas tan compacta cuyo diseño colapsa fácilmente al tener múltiples pestañas abiertas o al usar el navegador en pantalla dividida. Parece que Apple, desafortunadamente, antepuso demasiado la estética a la funcionalidad. Pero, por suerte, ahora podemos dar marcha atrás.