La comunidad modder siempre encuentra la manera de sorprender con sus creaciones. Estas van desde la Nintendo Switch "más grande el mundo" hasta una PS5 totalmente rediseñada y con refrigeración líquida. Lo cierto es que siempre es que nunca es tarde para presentar otro loco trabajo. En esta oportunidad, han logrado convertir una Sega Dreamcast en una PC para juegos.

El usuario de YouTube Temujin123 ha sido el encargado de darle una nueva vida a la legendaria consola de Sega. A través de un vídeo ha documentado cada instante del proceso de transformación que, por cierto, no ha sido nada fácil, ya que ha tenido que ubicar más componentes de los que originalmente integraba la Dreamcast. Es decir, ha tenido que optimizar el espacio interno al máximo.

Para conseguir su objetivo, Temujin123 diseñó una base con separadores metálicos para montar la tarjeta madre. En este punto utilizó un kit ASRock X300M. Se trata de una placa con conexiones esenciales para configuraciones del tipo "Mini PC". Eso sí, no cuenta con slots PCIe para tarjetas gráficas, aunque tampoco había espacio para ellas.

El modder apostó por una triple opción de almacenamiento. Un SSD Samsung 970 Evo de 1 TB (M.2), un Corsair Force MP510 de 960 GB (M.2) y un Samsung 830 (SATA) de 120 GB. La Dreamcast también fue equipada con conectividad inalámbrica. Temujin123 utilizó uno de los slots M.2 para añadir una tarjeta Wi-Fi Intel de banda dual.

Un Dreamcast modificado y listo para jugar

No quedan dudas de que la carcasa de la Dreamcast no fue diseñada para que en ella funcione hardware actual que, por cierto, genera más calor. Con el objetivo de evitar problemas de temperatura, Temujin123 decidió instalar la tarjeta madre hacia abajo, de modo tal que el ventilador de la CPU quedara hacia abajo, levemente sobresalido.

En este punto, el modder eligió procesador procesador AMD Ryzen 5 Pro 4560G con gráficos integrados Radeon Vega 8. Además, dos módulos de 8GB Crucial Balixtix SO-DIMM a 3600 MHz y una lectora de DVD Matshita UJ8C0 (SATA).

¿El resultado? Una Mini PC vestida de Dreamcast capaz de ejecutar algunos juegos en DVD para Windows como Supreme Commander (2007). Una vez más los modders han encontrado la forma de devolver la vida a una consola que, por algún motivo u otro, fue incomprendida en sus tiempos.