Encontrar películas de Netflix buenas puede ser un recorrido en ocasiones tedioso por cientos de opciones. De hecho, una de las frecuentes quejas contra la plataforma, suele estar en el esfuerzo que dedica el usuario promedio a buscar opciones. Las listas de géneros y recomendaciones puede volverse inabarcable, mucho más para el suscriptor que solo desea pasar un buen rato. 

Como si lo anterior no fuera suficiente, la mayoría de las veces las listas incluyen títulos desconocidos o de autor. Lo que hace más complicada la decisión entre un repertorio internacional o de cine independiente que suele pasar desapercibido. 

El contenido cada vez más abundante de obras muy diferentes a los blockbuster puede ser también un inconveniente al momento de tomar una decisión. De modo que te traemos una lista rápida de recomendaciones de buen cine que puede ayudarte a escoger. 


'My Happy Family'

Este ejemplo de película de Netflix buena con evidentes vínculos con el cine rumano es una mirada a la familia, los secretos y la desesperanza. Pero en lugar de crear un drama al uso, el dúo de directores toma la acertada decisión de analizar a sus personajes desde la supervivencia. 

En My Happy Family, la angustia existencial se sostiene sobre cierta percepción de la tensión interior. Pero también, de una búsqueda inquieta y en ocasiones, de asombrosa belleza, por el alivio al miedo y la amargura. Manana es una esposa frustrada y una maestra sin aspiraciones. No obstante, el personaje es mucho más que sus rasgos oscuros o dolores. El guion logra crear una historia rica en contrastes y de una rara belleza, en medio de un escenario lleno de un curioso humor negro.

'A Sun'

Este recorrido por el dolor, la culpa y la expiación no es sencilla de describir. Además de ser una mezcla de géneros (por momentos comedia, en otros ultraviolencia), es también una mirada a la identidad contemporánea. Todo en medio de un guion con varias capas de significado y dimensión, que hacen de su estructura una caja de misterios.

Nada es lo que parece en este singular recorrido por lo moral a partir de una óptica poco común. En manos menos hábiles, esa ambigüedad podría ser el punto más bajo de la película. En las de Chung Mong-hong es una odisea en la que lo espiritual se mezcla con lo mundano en una mirada poderosa. 

'La excavación'

Este drama histórico con tintes de romance, es también una cuidada mirada a un trama elegante sobre las emociones y su complejidad. Carey Mulligan y Ralph Fiennes sostienen un diálogo discreto sobre la humanidad y el dolor. Todo mientras esta película de Netflix dedica una engañosa atención a un hallazgo arquitectónico y elabora ideas sobre la naturaleza del desarraigo. 

Con su discreta capacidad para crear una noción sobre lo moral y lo ambiguo, la película basada en la novela de John Preston sorprende. Y lo hace al no tomar caminos sencillos y mucho menos evidentes, sobre la reflexión acerca del dolor y el dolor. Quizás con un ritmo pausado que resulta por momentos desconcertantes, es una inteligente alegoría al tiempo interior. 

'High flying bird'

Con Steven Soderbergh nada es sencillo. Mucho más si se trata de una revisión al lado oscuro del sueño americano. La búsqueda del atleta perfecto que se convierte en una inversión redituable es también la oportunidad para reflexionar sobre el racismo y la avaricia. Pero esta buena película de Netflix no se enfoca solo en un sermón moral sobre nuestra época y sus ambiguos objetivos. 

Es también un recorrido inquietante acerca de la identidad contemporánea y los rasgos del éxito. Hay algo definitivamente siniestro en esta inclasificable lección sobre la historia del deporte en norteamérica, bajo el crisol de la ambición. También, una meditada y desconcertante visión sobre la naturaleza del triunfo en una cultura de consumo. Cuando el deporte es un negocio y sus rostros más reconocibles, objetos, la mirada sobre el poder se transforma en algo más retorcido.

¿Un dato curioso? La película fue filmada con un iPhone X

'El mundo es tuyo'

Esta buena película de Netlix inclasificable pasa de la acción al humor con tanta facilidad que termina por resultar confuso. No obstante, la mezcla de géneros no afecta en absoluto su consistencia. Desde una compleja trama de drogas hasta la paranoia urbana, pasando por una madre cruel, Romain Gavras un mosaico trepidante de ideas que se entrecruzan entre sí. Pero lo hace sin dejar a un lado uno de los puntos de interés de su película: la necesidad de redención. 

¿Nada de eso te parece suficiente? Disfruta de una mirada brillante y cálida de España como escenario de fondo de personajes disparatados y en constante huida. El apartado visual tiene una calidad extraordinaria y en especial, una manera de crear una sensación de maravilla que es de agradecer.