En julio de 2020, Twitter se vio sacudido por el hackeo a cuentas de personalidades como Elon Musk y Bill Gates, que derivó en una estafa con criptomonedas. Y este miércoles la historia ha vuelto a primera plana. Esto se debe al arresto en España de Joseph O’Connor, alias PlugWalkJoe, un joven británico de 22 años quien estaría vinculado al incidente.

La noticia se confirmó a través del Departamento de Justicia de Estados Unidos. Las autoridades norteamericanas emitieron un comunicado en el que dieron detalles de la situación. La detención se realizó en Estepona, por medio de la Policía Nacional española.

Según la información disponible, O'Connor enfrenta "múltiples cargos" por su conexión con el hackeo que afectó a más de 130 cuentas de Twitter, entre ellas las de políticos, personalidades y empresas. Pero eso no es todo, ya que también se lo acusa de participar en ataques contra otras plataformas en línea.

"Según documentos judiciales, además del hackeo de Twitter del 15 de julio de 2020, O’Connor está acusado de intrusiones informáticas relacionadas con el apoderamiento de cuentas de usuarios de TikTok y Snapchat. O'Connor también es culpado de acoso cibernético a una víctima juvenil", publicó el Departamento de Justicia.

El hackeo a Twitter de 2020 vuelve a ser noticia

Como te informamos en Hipertextual hace un año, los responsables del hackeo a Twitter se aprovecharon de los seguidores de las cuentas afectadas para obtener criptomonedas ilegalmente. A través de la estafa, los perpetradores recolectaron alrededor de 120 mil dólares en Bitcoin.

Para llevar a cabo el ciberataque, los hackers habrían engañado a empleados de la red social para que revelaran información sensible por teléfono. Vale recordar que algunos de los involucrados habían sido detenidos en días posteriores al evento.

En el caso particular de Joseph O’Connor, alias PlugWalkJoe, se trataría de un conocido "SIM swapper" o intercambiador de tarjetas SIM. Dicho método consistiría en manipular a empleados de operadoras de telefonía móvil para clonar números telefónicos e interceptar mensajes de texto para utilizarlos en procesos de verificación en dos pasos.

De hecho, un informe de Krebs on Security del día posterior al hackeo a Twitter ya nombraba al joven británico y lo ubicaba en España. Supuestamente, O'Connor cursaba sus estudios universitarios allí y habría quedado varado por el confinamiento debido a la pandemia de Covid-19.

Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, los cargos múltiples que afronta O'Connor son por conspiración, extorsión y acoso cibernético. Veremos qué novedades aporta la causa con este arresto.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.