Samsung y AMD quieren romper el mercado con la próxima generación del chip Exynos que desarrollan en conjunto. El nuevo SoC de la marca surcoreana incorpora la tecnología RDNA 2 y promete soporte para ray tracing y sombreado de velocidad variable (VRS). Lógicamente, las expectativas en torno al componente son muy altas, y un primer benchmark haría gala de una performance gráfica espectacular.

El reconocido leaker Ice Universe publicó en Twitter una captura de pantalla que correspondería a una primera prueba de rendimiento de la GPU de AMD que acompaña al nuevo chip Exynos de Samsung. De acuerdo con la imagen, la unidad gráfica marcó 8134 puntos en la prueba Wild Life de 3DMark, con un promedio de 50.30 cuadros por segundo.

Estos números no dicen mucho por sí solos, pero adquieren otra dimensión si se los compara con dispositivos ya disponibles en el mercado. Por ejemplo, SamMobile realizó la misma prueba en el Samsung Galaxy S21 Ultra 5G y obtuvo un resultado de 5130, a un promedio de 30.70 fps.

Si el chip Exynos desarrollado por Samsung con el aporte de AMD llega con el Galaxy S22, veremos un salto rotundo en cuanto a rendimiento gráfico en comparación con su predecesor. Pero lo realmente llamativo del benchmark filtrado es que la performance de GPU del nuevo SoC sería superior a la del iPhone 12.

¿Vencer al iPhone en rendimiento de GPU es suficiente para el nuevo chip Exynos de Samsung?

Según las comparativas, el test Wild Life de 3DMark le otorga 7442 puntos al iPhone 12 Pro Max y 7668 al iPhone 12 mini. De todas maneras, el iPad Pro con chip M1 permanece en lo más alto y con muchísima diferencia a su favor, con más de 17 mil puntos. Claramente, el hardware de la tablet de Apple está en un rango diferente al apuntado por Samsung y AMD con el nuevo Exynos, pero el dato sirve también como contexto.

El benchmark filtrado por Ice Universe no debe tomarse hoy como nada más que un dato estadístico. Si el resultado es real, Samsung y AMD tienen la tranquilidad de que la tecnología RDNA 2 llega al mercado de móviles con grandísimo potencial. Pero el desafío está en otra parte.

El esfuerzo de ambas compañías debe ser convincente en el día a día. De nada sirve "vencer" al iPhone 12 en rendimiento de GPU, si todo ese poderío gráfico no tiene una aplicación real. Queda claro que el nuevo SoC Samsung Exynos puede marcar un antes y un después para la experiencia gamer en smartphones, pero todavía hay otros interrogantes por resolver. Entre ellos, los relacionados a la performance de CPU y el consumo de batería.