La alianza de Ikea y Sonos ya ha tenido algunos frutos más que exitosos. Symfonisk llegaba en 2019 al mercado con una propuesta basada en altavoces perfectamente integrados en la decoración del hogar. Uno con forma de libro, otro integrado en una lámpara y una calidad de sonido bastante buena.

Ahora parece que se unirá un nuevo miembro a esta línea de productos de IKEA+Sonos, también siguiendo la estela de los modelos anteriores. Se trata de un altavoz integrado en un lienzo decorativo que ha aparecido de forma fugaz en la tienda de Ikea, para desaparecer posteriormente.

Todo apunta a que IKEA+Sonos se han anticipado a su propio anuncio oficial para el nuevo altavoz. Tanto las imágenes de la web de Ikea, como la descripción del producto, confirman que el nuevo altavoz está listo para su lanzamiento.

Un altavoz de Ikea+Sonos camuflado tras una lámina decorativa

El nuevo altavoz de Ikea+Sonos pertenece también a la familia Symfonisk y en la web de la compañía, durante el tiempo que estuvo disponible, estaba listado como un marco con altavoz Wi-Fi.

Aunque el anuncio ya ha sido retirado, se conocen la mayoría de los detalles. El nuevo Symfonisk mide 55 centímetros de alto, 40,64 centímetros de ancho y 5,08 centímetros de profundidad. Es decir, como una lámina decorativa clásica para la pared.

Además, los usuarios podrán elegir entre “varios frentes intercambiables” y el marco se ofrecerá en acabados en blanco o negro, al igual que los otros dos altavoces de Ikea+Sonos.

En cuanto a tecnología, este nuevo Symfonisk admitirá AirPlay 2 de Apple, será compatible el emparejamiento estéreo, incluso como envolventes traseros para una barra de sonido Sonos Arc o Beam, y se podrá controlar a través de la aplicación de Sonos.

Retirado ya de la web, algunos datos siguen siendo un misterio. Entre ellos, la fecha de lanzamiento es totalmente desconocida, pero según apuntan en The Verge, el cuadro altavoz de Ikea+Sonos llegará el 14 de junio, en pocos días. Su compatibilidad con otros sistemas, como los de hogar conectado, más allá del de Ikea y Sonos, también es una misterio.