Microsoft anunció durante la presentación de Windows 11 que los desarrolladores podrán publicar aplicaciones en su tienda y evitar el recorte de ganancias si utilizan sus propias pasarelas de pago. Es decir, recibir el 100% de los ingresos. No obstante, este cambio no es como muchos esperaban: los juegos sí pagarán comisión, aunque esta será reducida.

Según recoge The Verge, las nuevas políticas de la tienda de aplicaciones de Windows 11 se implementarán gradualmente. A partir del 28 de julio todos los desarrolladores que utilicen sus propias pasarelas de pago estarán exentos de pagar comisiones. Eso sí, si deciden utilizar la plataforma de Microsoft deberán dejar el 12% por cada una de las ventas.

El panorama cambia cuando se trata de juegos. Los desarrolladores deberán dejar parte de sus ganancias y no tendrán la posibilidad de quedarse con el 100% de los ingresos. Sin importar si se trata de la tienda Windows 11 o Windows 10, a partir del 1 de agosto, Microsoft, eso sí, reducirá las comisiones por ventas de juegos del 30 al 12 por ciento, dejando el porcentaje en la misma línea que la tienda de Epic Games.

En Windows 11 los desarrolladores también pagarán comisiones por ventas de juegos

Con este movimiento, Microsoft deja claro que los juegos están en una categoría diferente a las aplicaciones, inclusive en Windows 11. El argumento de la compañía para recortar las ganancias de los desarrolladores ha sido que la venta de consolas Xbox da pérdidas y que las ganancias vienen de las comisiones y sus sistemas de suscripción de juegos Xbox Game Pass.

Este modelo, idéntico, no es aplicable a Windows 11, ya que Microsoft recibe una parte importante de sus beneficios de la mano de sus sistemas operativos. De cualquier forma, aunque en algunos casos los desarrolladores aún tengan que pagar comisiones, la compañía parece decidida a querer aumentar el número de aplicaciones y juegos en su ecosistema.

La nueva tienda de Windows 11 permitirá que los desarrolladores publiquen aplicaciones en una amplia variedad de formatos. Estos incluyen aplicaciones Win32 no empaquetadas, tanto en formato .exe como .MSI. Además de aplicaciones web progresivas (PWA), aplicaciones universales (UPW) y aplicaciones de Android (a través de la tienda de Amazon).