La versión para desarrolladores de Windows 11 está llegando con muchas novedades, entre ellas, el soporte para frecuencia de actualización dinámica (VRR, por sus siglas en inglés). Se trata de una característica que aumenta la tasa de refresco de la pantalla únicamente cuando cierta tarea lo necesita y, por consecuencia, mejora la duración de la batería, sin perjudicar la experiencia de visualización.

El mundo de los portátiles, al igual que el de los móviles, tiene cada vez más dispositivos con pantallas con altas tasas de actualización. Una frecuencia alta ofrece movimientos más suaves e inmediatos. Sin embargo, esto reduce la duración de la batería. Para mitigar el consumo de energía se puede utilizar una frecuencia de actualización baja, pero esta configuración podría reducir la experiencia general.

Actualmente, en Windows 10, los usuarios deben elegir entre 60Hz y 120Hz. Es decir, se trata de una elección estática. No obstante, en Windows 11 podrán olvidarse de esto dejarlo todo en manos de DRR, la característica que ajusta automáticamente la frecuencia de actualización y optimiza el rendimiento de la batería.

DRR en Windows 11 cambiará automáticamente la frecuencia de actualización en diferentes tareas. De momento, solo funciona con un puñado de aplicaciones compatibles, pero Microsoft espera aumentar la lista. Por ejemplo, elegirá una tasa baja para de Office y más alta en Microsoft Edge, Adobe Illustrator, Microsoft Photos y demás. Eso sí, esta configuración no impacta en los juegos. Es decir, estos seguirán funcionando independientemente y ejecutándose y funcionando como siempre.

¿Cómo obtener DRR en Windows 11?

Para probar la frecuencia de actualización dinámica es necesario contar con hardware compatible, nuevos controladores y pertenecer al Programa Windows Insider. Unirse a este último es tan sencillo como ingresar en Configuración , luego seleccionar Windows Update y por último Programa Windows Insider. El paso siguiente será bajar e instalar la versión para desarrolladores de Windows 11.

Una vez instalado Windows 11 se deba abrir Configuración, luego seleccionar Sistema, ingresar en Pantalla y por último Pantalla avanzada. Allí se deberá seleccionar Frecuencia de actualización dinámica. En cuanto a los controladores, Microsoft asegura que está trabajando con los fabricantes para que admitan DDR lo más pronto posible.

Por su parte, aunque no hay nada confirmado, los de Redmond podrían lanzar sus nuevos dispositivos Surface con DDR. Este movimiento les permitiría competir con las pantallas ProMotion del iPad.