La comisión Europea presentará este miércoles un plan para combatir los ciberataques, los cuales se han visto incrementados de manera considerable en toda Europa durante los últimos meses. El planm llamado "Unidad Cibernética Conjunta", tiene como objetivo dotar de soluciones a aquellos países miembros que sufran hackeos en los servicios de sus instituciones. Hasta ahora, los países que sufrían ataques cibernéticos hacían uso de sus propias herramientas para intentar combatir a los piratas informáticos y restablecer sus servicios.

La "Unidad Cibernética Conjunta" estará a cargo de la Agencia de Ciberseguridad de la Unión Europea (ENISA, por sus siglas en inglés). Según detalla el borrador al que ha tenido acceso el portal Politico, una "recomendación" a los gobiernos nacionales. Ofrecerá a las principales instituciones pedir ayuda a otros países y a la Unión Europea para frenar los ciberataques. Como resultado el plan contará con un "sistema de respuesta rápida". Este será capaz de interceptar a los hackers incluso en tiempo real. La idea es evitar daños y caídas en los sistemas, así como el robo de datos.

La citada fuente menciona que la Comisión Europea trabajará junto con servicios nacionales, agencias y empresas privadas de ciberseguridad, en una "plataforma" que permita distribuir recursos, compartir información y elaborar informes que den a conocer el estado de los ataques y planes para evitar futuras amenazas de seguridad.

Olas de ciberataques en toda Europa

Los ciberataques han aumentado considerablemente durante los últimos meses en toda Europa. En España, uno de los Ministerios del gobierno fue hackeado hasta en dos ocasiones en apenas 3 meses. El primer ciberataque afectó al Servicio Público Estatal de Empleo (SEPE). Dejó la web inoperativa durante días y las oficinas presenciales pausaron todas sus gestiones. El sistema tardó semanas en recuperarse. El último ciberataque en España también afectó al Ministerio de Trabajo, aunque sin daños tan destacables.

Recientemente, algunas instituciones de la Unión Europea, incluyendo la Comisión Europea, fueron víctimas de un ciberataque. A día de hoy, no parece haber ninguna evidencia de datos comprometidos. En diciembre de 2020, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) fue objetivo de un ciberataque. Los Hackers sustrajeron información acerca de las vacuna de Pfizer y BioNTech.