En apenas tres años, la industria audiovisual ha cambiado por completo, concentrándose y pivotando hasta el punto de que nombres propios de la historia del cine han acabado en manos de gigantes tecnológicos, grupos que parecían gigantes han sido adquiridos por peces aún más grandes, y todo en un contexto en el que la pandemia por COVID-19 ha cambiado los hábitos de consumo.

El auge del streaming (forzoso por la situación), frente al cierre y las penurias que han pasado las salas ha sido un dinamizador que ha hecho que prenda una mecha que, no obstante, ya parecía encendida. La reciente compra (pendiente aún de aprobación por los reguladores) de MGM por parte de Amazon o la alianza entre AT&T para unir la antigua Warner con Discovery, ha reducido los actores en Hollywood y la industria del entretenimiento mundial. Pero estos movimientos casi tectónicos llevaban años ya sucediéndose desde la compra de Warner por parte de AT&T (ahora de nuevo involucrado en otra fusión) o la comentadísima compra de FOX por parte de Disney en 2018.

La línea entre tecnológicas y estudios se desdibuja

El panorama de los medios audiovisuales hasta hace relativamente poco solía ser sencillo: Los estudios producían programas de televisión y películas y las vendían a los distribuidores de televisión de pago y a los exhibidores, que las vendían al público.

Ahora todo está en juego: Netflix compra material a los estudios, pero también crea su propio contenido y lo vende directamente a los consumidores. Esa es una de las razones por las que las empresas de medios de comunicación más antiguas intentan competir consolidándose y adquiriéndose mutuamente.

Son pocos los actores que ahora quedan independientes, y en los clásicos, como la Metro, sus deudas pero su ingente capital a nivel de franquicias los han colocado en la diana de las tecnológicas -la de Amazon es la primera gran compra entre estos dos sectores- en vista de ganar contenido y más contenido para sus plataformas.

Ahora desgranamos cómo queda actualmente el mapa del audiovisual y los grandes conglomerados norteamericanos del entretenimiento tras estos cambios que se han dado en menos de un lustro, y especialmente durante la pandemia, pero por poner en contexto, sirve recordar a quién pertenecen ahora los grandes nombres del cine de antaño. MGM pertenece ahora Amazon, Time Warner ahora es parte de AT&T, Disney adquirió 21st Century Fox, Paramount es propiedad de ViacomCBS y Universal Pictures está controlada por Comcast.

Así queda el mapa de las grandes estudios y empresas del cine y el streaming

Para aportar algo más de contexto, ordenamos los grandes grupos por su gasto previsto en contenidos durante 2021, según Evolution Media Capital. Unas cifras que dan una idea de cuánto se ha movido el panorama, con empresas como Netflix gastando ya más que la mayoría de empresas clásicas.

Disney va a por todas con Disney Plus - 24.500 millones de dólares de gasto

Disney Plus

Esta cifra representa el gasto total en contenidos de la amplia cartera de la compañía, incluyendo las ventanas OTT y las salas. Incluye los recursos destinados a Disney Plus (donde ya ha superado la barrera de los 100 millones de suscriptores), Hulu (41,6 millones) y ESPN+ (13,8 millones), así como a canales lineales como ABC, Freeform y Disney Channel.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas. Incluye acceso ilimitado a todos los estrenos y a Star. También podrás ver el contenido de Marvel y Star Wars y las grandes películas de animación de Pixar.

El imperio de Mickey Mouse abarca las películas de acción real y de animación de Walt Disney, Marvel Studios, Lucasfilm, Pixar, 20th Century y Searchlight Pictures. Estos dos últimos estudios unidos tras su mega-compra de 2019 por 71.000 millones.

WarnerMedia + Discovery, la nueva apuesta del streaming - 20.000 millones de dólares

Ahora que AT&T -propietaria última del conglomerado- ha anunciado sus intenciones de escindir WarnerMedia en una empresa de nueva creación con Discovery tenemos una mejor idea de la huella que dejará el conglomerado combinado en la industria. La compañía planea gastar 20.000 millones de dólares en contenidos sólo en su primer año.

Con sendas plataformas de streaming Discovery (15 millones de suscriptores de D2C) y WarnerMedia (64 millones de suscriptores globales de HBO y HBO Max) reunirán un número considerable de usuarios para empezar. Las propiedades de WarnerMedia incluyen también Warner Bros. Pictures, Turner Broadcasting (con el canal TNT), o la animación de Adult Swim.

NBCUniversal, el gigante a la espera - 17.800 millones de dólares de gasto

Comcast, la empresa matriz, ha sido objeto de análisis últimamente, con algunas opiniones diciendo que debería deshacerse de su activo NBCU mientras el mercado sigue apostando por la concentración.

Como su nombre indica, NBCU controla los derechos de Universal, y además el servicio de streaming Peacock -por ahora solo en Estados Unidos- de momento más como objeto reclamo para incluirlo en la oferta de telecomunicaciones de Comcast.

Netflix, el chico del streaming - 17.000 millones de dólares

Foto por freestocks en Unsplash

El culpable de buena parte de esta revolución. A pesar de los muchos titulares que genera Netflix con su forma de gastar sin para en contenido, el gigante del streaming aún no copa las primeras posiciones. Eso no quiere decir que 17.000 millones de dólares no sean mucho dinero -lo son-, pero quizás nuestras percepciones están un poco distorsionadas cuando se trata de empresas de streaming frente a medios de comunicación tradicionales.

Las cuentas de Netflix siempre han estado bajo el radar, pero gracias a 2020, en enero, la empresa anunció que ya no tendría que pedir préstamos para financiar sus gastos en contenidos. La pandemia ha impulsado sus suscriptores por encima de los 200 millones en todo el mundo.

ViacomCBS, Paramount y muchas propiedades también expectantes - 15.000 millones de dólares

La fusión de las dos firmas que une con su nombre 2019 no asentó las aguas, y no ha dejado de lanzar productos encaminados también al streaming.

ViacomCBS tiene más de 36 millones de suscriptores de streaming en Paramount+, Pluto TV, BET+, Showtime y otras iniciativas digitales. También incluye el estudio cinematográfico Paramount Pictures y canales como Comedy Central, MTV, BET, Nickelodeon, así como el vasto imperio de la CBS.

Amazon Prime Video y MGM - 9.000 millones de dólares… que subirán seguro

El gasto de Amazon en MGM de 8.500 millones de dólares es igual que todo lo que gastó el año pasado en crear contenido para Prime Video.

De su apuesta, lo único que parece claro es que irá a más. La primera temporada de la serie de televisión de El Señor de los Anillos costará 465 millones de dólares, con 1.000 millones de dólares reservados inicialmente para cinco temporadas totales. Está claro que Amazon no tiene miedo de gastar dinero y se está tomando su inversión en entretenimiento mucho más en serio que antes.

Las espadas están en alza, y la chequera también.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.