De la existencia de los Google Pixel Buds A-Series tenemos constancia desde hace algún tiempo. De hecho, Google publicó un tweet hace algunas semanas en las que reveló su diseño –tweet que, poco después, eliminó–. Sin embargo, no ha sido hasta ahora cuando la marca norteamericana ha revelado oficialmente todos los detalles de este nuevo producto.

Estos Pixel Buds A-Series son, en cierto modo, un producto extraño. No se diferencian en mucho de los auriculares que Google presentó el año pasado. Sin embargo, sí son bastante más económicos: pasan de costar 199 euros a 99 euros, la mitad. Y eso, evidentemente, es súper importante para poder ganar tracción en un mercado en el que cada vez encontramos más opciones asequibles –sobre todo las de marcas chinas como Xiaomi o Realme–.

Por fuera, los Pixel Buds A-Series son iguales a los anteriores. La caja ocupa poco espacio en el bolsillo –algo importantísimo para que puedan acompañarnos el mayor tiempo posible sin incomodar–; los auriculares tienen una forma equivalente a la de un caramelo; son de tipo in-ear (con almohadillas intercambiables de distintos tamaños); se adhieren magnéticamente al interior del estuche; cuentan con un puerto USB-C en la parte inferior; y el plástico exterior tiene el mismo acabado mate que el modelo anterior.

Las diferencias, por fuera, se resumen en lo siguiente:

  • La bisagra del estuche es un poco menos firme en los Google Pixel Buds A-Series. Tienen un poquito de holgura, ofrece un pelín menos de resistencia al abrir... Son detalles súper menores, he de aclarar. A dos personas que no tienen nada que ver con el sector tecnológico les he entregado ambos pares de auriculares para ver si notaban estos cambios. No fueron capaces de detectar las diferencias en el comportamiento de la bisagra hasta que se las indiqué.
  • Lo que sí se nota al sostener ambos modelos en la mano es el peso. Los Pixel Buds A-Series son mucho más ligeros que el modelo anterior.
  • Los Pixel Buds A-Series no tienen carga inalámbrica, a diferencia del modelo estándar. 
  • Tampoco tienen dos LEDs para indicar la carga del estuche y los auriculares de forma independiente. En los Buds A-Series solo tenemos un LED exterior.
  • Ciertas partes tienen un acabado glossy en lugar de ser mate. Por ejemplo: la parte del auricular que está en contacto con la oreja o el interior de la caja de carga. Personalmente, preferiría que fuesen mate como en el modelo previo, pero es algo completamente subjetivo.
  • Los Pixel Buds A-Series están disponibles en un nuevo tono de verde aceituna, además del tradicional negro que vimos en el modelo anterior.

Inteligencia, sencillez y practicidad

Más allá de las diferencias comentadas previamente, la experiencia con los Pixel Buds A-Series ha sido prácticamente idéntica a la que obtuve con los Pixel Buds originales. Y eso es una buena noticia, porque todo lo bueno que tenían aquellos auriculares ahora es posible disfrutarlo a un precio menor.

La calidad del audio, por ejemplo, es bastante buena. Los nuevos Buds, además, llegan con un modo de incremento de bajos que no estuvo disponible en el modelo anterior hasta pasado un tiempo. Por lo tanto, aquellas personas que prefieran ese estilo, pueden activar este modo en la aplicación paralela (disponible únicamente para dispositivos Android).

Otra de las cosas positivas –aunque no exclusiva– de los Pixel Buds A-Series es el sistema Fast Pair, integrado en todos los dispositivos Android relativamente modernos. Cuando abres el estuche de los auriculares por primera vez, verás cómo aparece en tu dispositivo Android un cuadro de diálogo solicitando el enlace mediante Bluetooth. No hace falta que navegues hasta los ajustes del sistema, como antes.

Cuando se complete el proceso, los auriculares quedarán enlazados con tu cuenta de Google. De esta forma, si usas un Chromebook u otro dispositivo con Android, podrás conectarlos en cuestión de segundos. Es la misma experiencia que ofrecen los AirPods de Apple, básicamente: enlazas con tu cuenta y, automáticamente, puedes usarlos con todos los dispositivos vinculados a la misma.

Al abrir la caja cerca del teléfono, también verás cómo aparece un mensaje indicando la batería tanto de los auriculares como del propio estuche. En cuanto te los pones en el oído, se vinculan automáticamente con el dispositivo. Y, si te los retiras de las orejas, la música se pausa automáticamente gracias a los sensores infrarrojos que tienen cada auricular.

También destaca de estos Pixel Buds A-Series la integración de Google Assistant, que permite hacer preguntas al asistente de voz mientras caminas por la calle sin necesidad de tocar los auriculares. Esto es un factor diferencial extremadamente útil, sobre todo teniendo en cuenta que Google Assistant puede obtener respuestas de cualquier página web, permite controlar remotamente tu casa, etc.

Por último, los Pixel Buds A-Series incorporan una función que adapta dinámicamente el nivel de volumen al entorno. Si hay mucho ruido, eleva el volumen. De lo contrario, lo baja. Esto resulta bastante útil en muchas situaciones, sobre todo teniendo en cuenta que estos auriculares no tienen cancelación de ruido activa –como sí ofrecen alternativas como los Galaxy Buds Pro, los AirPods Pro o los Sony WF-100XM3–.

En lo que respecta a comodidad, los Pixel Buds A-Series son, nuevamente, exactamente iguales que los anteriores. Al ser in-ear, aíslan pasivamente el pabellón auditivo gracias a las almohadillas. En la caja se incluyen tres tamaños diferentes. Para lograr el mejor aislamiento y la mayor firmeza una vez los llevas puestos, es imprescindible dedicar unos minutos a escoger el tamaño ideal para tu oreja. 

También tienen una especie de lengueta –no sé cómo llamarlo, sinceramente– que ayuda a que se mantengan en su sitio incluso si te estás moviendo. Y, como la generación anterior, tiene una especie de abertura que equipara la presión del interior del pabellón auditivo con la del exterior.

Personalmente, me parecen unos auriculares cómodos, aunque, en sesiones prolongadas, otros como los AirPods o los AirPods Pro me causaron algo menos de cansancio. Se trata de una percepción, evidentemente, subjetiva, pues depende de la forma de la oreja de cada persona, por lo que tomenla con pinzas.

Por último, los Pixel Buds A-Series prometen hasta 24 horas de uso recurriendo al estuche de carga, una cifra que, aproximadamente, se cumple. Una autonomía que, más o menos, está en la misma línea que otros auriculares de la competencia.

¿Merece la pena comprar los Google Pixel Buds A-Series?

Los Pixel Buds A-Series, en general, son un producto que convence. Suenan bien, están bien construidos, son bastante inteligentes, se integran con todo el ecosistema de Google, se configuran sin dolores de cabeza… Es una propuesta que no sorprende dadas sus similitudes con el modelo anterior, pero que, en general, sí satisface –sobre todo gracias a esa importante rebaja de precio–. 

Nuevamente, podríamos decir que, por su filosofía, son el equivalente a los AirPods dentro del ecosistema de Google. Y, para quienes busquen un producto más premium que los típicos auriculares asequibles de Xiaomi o Realme, pero sin llegar a superar los 100 euros, es una de las propuestas más interesantes.

El único problema que encuentro con los Pixel Buds A-Series no está relacionado con el producto en sí o su calidad, sino con el posicionamiento en el mercado. Los consumidores españoles parecen estar divididos en dos grupos: quienes buscan auriculares Bluetooth por el menor dinero posible (probablemente, por debajo de los 50 euros) y quienes demandan funciones específicas como cancelación de ruido activa o una calidad de audio superior, que probablemente miren al rango de los 200 euros, donde están los AirPods Pro, los Sony WF-1000XM3 o los Galaxy Buds Pro. Es una división que, con la reciente mejora de los auriculares económicos a lo largo del último año, ha quedado más definida que nunca.

La única excepción a esta norma son los AirPods estándar, que siguen sus propias normas del juego. Pero Google, desafortunadamente, no está ahí. Por lo tanto, aunque el producto sí convence, no termino de tener claro si la compañía estadounidense será capaz de tener éxito (en lo que a ventas se refiere) en ese segmento intermedio del mercado. El tiempo dirá.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.